Emergencia hídrica en Santa Fe

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) participó en una reunión convocada por el gobernador de Santa Fe, Ing. Miguel Lifschitz, para evaluar la situación actual de la provincia, en la que participaron los ministros de la Producción, Sr. Luis Contigiani, y de Infraestructura y Transporte, Ing. José León Garibay, y entidades agropecuarias, como CARSFE (Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe), CONINAGRO (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada) , Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria Argentina, Agricultores Federados Argentinos, ACSOJA (Asociación de la Cadena de la Soja Argentina) y CASEM (Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores), entre otras.

El propósito del encuentro, además de compartir un diagnóstico de la emergencia, fue evaluar las medidas adoptadas, como ser subsidios directos a productores lecheros y hortícolas, créditos a tasa subsidiada y con períodos de gracia para financiar deudas contraídas y encarar la próxima campaña; diferimiento y financiamiento de facturas eléctricas, implementación de un Fondo Rotatorio destinado a financiar la cosecha y siembra de caña de azúcar, etc. Pero, sin dudas, lo más urgente es el otorgamiento de créditos blandos para inundados a baja tasa de interés y en condiciones muy beneficiosas para que los productores intenten afrontar el nuevo ciclo productivo.

Hubo coincidencia en la necesidad de gestionar ante el gobierno nacional diversas soluciones que deberán ser extraordinarias e inmediatas, por la magnitud del daño producido por las inundaciones en la provincia de Santa Fe. Además, se requirió al Estado nacional un aporte extraordinario para la reconstrucción de rutas, caminos rurales, puentes y obras hidráulicas.

Las pérdidas sufridas por los excesos hídricos fueron estimadas –a nivel provincial- por la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE) en aproximadamente 2.700 millones de dólares. Los cuales se componen de la siguiente forma: 768 millones de dólares en lechería, 689 millones de dólares en ganadería bovina, 1017 millones de dólares las pérdidas en agricultura y 250 millones de dólares en otras producciones agropecuarias.

La situación afectó a dieciocho de los diecinueve departamentos santafesinos; pero, en particular, golpeó duramente a algunos distritos de los departamentos de General Obligado, San Javier, Garay, Las Colonias, Castellanos, San Cristóbal, San Justo, San Martín, Vera, 9 de Julio, San Jerónimo y Belgrano. Donde no solamente se trata de una problemática económica, sino que existen graves y penosos efectos en el plano social y con consecuencias que no se agotarán en la coyuntura, sino que pueden perdurar en el futuro.

 

LA POSICIÓN DE LA BCR FRENTE A LOS PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA

El día 25 de agosto, durante la celebración del 132° Aniversario de la Bolsa de Comercio de Rosario, el Sr.  Alberto Padoán, presidente de la entidad, se refirió a los proyectos sobre infraestructura de transporte que son necesarios en la provincia. “Estamos convencidos de que son proyectos que gravitan sobre el desarrollo económico y social, al mejorar la calidad de vida de la población, los costos de las empresas y permitir aumentos de la producción mejorando la competitividad de algunas regiones”, resaltó Padoán. Y siguió, “en primer término, la propuesta de accesos terrestres a los puertos y fábricas del Área Metropolitana de Rosario. La Bolsa, junto con la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas de Rosario; la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de San Lorenzo, y Ferrocámara, encaró un estudio para identificar las obras viales y ferroviarias de mayor significación. Este trabajo hubiese resultado casi imposible sin la inestimable colaboración de la Secretaría de Transporte de la Provincia de Santa Fe. Se trató de un genuino proceso de articulación público-privada, que fue consensuado con la mayoría de los intendentes y jefes comunales de la región”. Luego, dijo que “en segundo lugar, estamos trabajando en la reestructuración del sistema ferroviario de cargas, en forma conjunta con potenciales operadores (exportadores y puertos) y con los actuales concesionarios de las redes ferroviarias, con vistas a la reglamentación de la Ley 27.132, disponiendo un nuevo modelo de gestión que incluya la modalidad de acceso abierto para transportar cargas con origen y destino en cualquier punto de la red”.
Por otro lado, remarcó que están abocados al mejoramiento de la hidrovía Paraguay-Paraná, planteando los beneficios logísticos que reportará la adecuación y profundización del Paraná en el tramo Timbúes – Puerto San Martín- Océano a 36/38 pies, el agregado de radas para la espera de buques y el ensanche del canal principal en zonas de cruces.
En cuanto al transporte fluvio-marítimo, expresó que “un aspecto al que deberá prestársele suma atención es a los altos costos que deben asumir los barcos en la entrada y salida desde la zona de aguas profundas del Río de la Plata a los puertos del “up river”. Me refiero, fundamentalmente, a las tarifas de los servicios de practicaje y pilotaje, que son de carácter obligatorio y consisten en las funciones que cumplen a bordo especialistas debidamente habilitados para asesorar al capitán en navegación, maniobras y reglamentación. Son pocas las empresas que brindan el servicio, por lo que se trata de un sistema cartelizado. Se impone transparentar la tarifa de todo este servicio e impulsar la libre contratación de proveedores”.