vial@editorialrevistas.com.ar

La conservación en los caminos rurales terciarios

En el marco del 1° Congreso Argentino de Caminos Rurales, el Ing. Julio Gago presentó en la sesión de visión de los productores y autoridades municipales, el plan posible de la Asociación Argentina de Carreteras denominado: La conservación en los caminos rurales terciarios. Un presente problemático y cómo mejorar su gestión. *Por el Ing. Julio O. Gago.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

1. INTRODUCCIÓN

El documento de la Asociación Argentina de Carreteras: “Los Caminos Rurales en Argentina: un freno al desarrollo”; expresa con suma claridad el diagnóstico de la situación actual. En el mismo se relatan los pasos a dar para introducir un cambio profundo en su conservación, la necesidad de contar con un Plan Estratégico de dichos caminos, su financiamiento y precisa los beneficios económicos, sociales y fiscales que se pueden obtener.
Por ello, nos ocuparemos en describir los trabajos básicos imprescindibles para poner en marcha un programa de conservación adecuado. Insistimos, trabajos básicos, conocidos por todos, pero que por distintas razones, no se ejecutan en la mayoría de nuestros caminos.

2. ESTADO ACTUAL DE UNA GRAN PARTE DE LOS CAMINOS DE TIERRA
En líneas generales presentan: severas erosiones, tanto hídricas como eólicas, que dejaron la rasante por debajo del nivel de los campos adyacentes, y bajos niveles de conservación. El perfil transversal se ilustra en las siguientes figuras (Figura 1 a y b).

\"FIGURA

 

3. CÓMO DEBERÍA ESTAR UN CAMINO BIEN CONSERVADO
Debemos trabajar para lograr paulatinamente un perfil transversal como el de la figura 2, cuya rasante se encuentre por encima de los campos linderos. ¿Cómo se logra? Utilizando los equipos disponibles. En este caso solamente se requiere una motoniveladora que efectúe tareas de extracción lateral (conformación de cunetas), trasladando el suelo hacia el centro de la calzada y dando forma a la misma. La densificación del suelo se logra con los neumáticos de la

\"FIGURA

motoniveladora al realizar las sucesivas pasadas para conformar el terraplén.

 

 

 

 

 

4. ANCHOS MÍNIMOS DESEABLES DE LA ZONA DE CAMINO
Cuando el camino tiene un ancho entre alambrados de 20 metros o inferior, las tareas descriptas en el punto anterior no se pueden llevar a cabo. Por ello el camino tendrá un perfil transversal permanente como el indicado en el figura 1.b, excepto que se transporte suelo desde otro lugar para su alteo. Solución que es aceptable para tramos de poca longitud a mejorar (algunos pocos cientos de metros) e impracticable por su costo, para longitudes importantes (varios kilómetros).

ENSANCHES DE LA ZONA DE CAMINO
En este caso, es posible extraer suelo lateral y conformar el terraplén, según lo indica la figura 3.

 

5. IMPLEMENTACIÓN DE ESTOS TRABAJOS EN UNA RED VIAL MUNICIPAL-PLAN DIRECTOR
Los puntos anteriores nos mostraron los trabajos básicos a realizar en cualquier camino de tierra, con el fin de mejorar su nivel de conservación. ¿Cómo trasladamos dichas mejoras a la totalidad de una red vial municipal? Con la puesta en marcha de un Plan Director de Conservación, mediante el cual: se optimiza el uso de los recursos disponibles, se define un programa de trabajos de Conservación Rutinaria Anual y Mejorativa Plurianual y se calculan sus costos implementándose así un modelo de gestión eficiente de conservación de la red.

\"FIGURA

¿Por qué un Modelo de Gestión Eficiente? Porque la razón fundamental por la cual tenemos Redes de Caminos Rurales Terciarios en mal estado, no es por falta de:

  • Legislaciones adecuadas.
  • Equipamiento suficiente.
  • Recursos humanos disponibles

sino por una inadecuada gestión de conservación.

 

6. ESQUEMA GENERAL DE UN PLAN DIRECTOR
Comprende tres partes, cada una de las cuales tiene una importancia destacable, las cuales son:
6.1. REALIZACIÓN DEL INVENTARIO DE LA RED VIAL
Deben ser relevados con GPS todos los caminos que la componen, indicando: progresivas, anchos, alcantarillas, préstamos, alambrados, tranqueras, etc. (cuadro 20/47 y 21/47 relevamiento de caminos rurales).
6.2. EVALUACIÓN DEL ESTADO DE LA RED
Aquí se deben identificar las zonas bajas con necesidades de alteos de terraplén, posibles yacimientos para extraer suelos, escurrimiento general de la zona, necesidad de nuevas obras de arte, etc.
6.3. DEFINICIÓN DE LOS TRABAJOS Y SU COSTO
Implica definir con precisión las tareas de:

  • Conservación rutinaria anual.

    \"FIGURA

  • Conservación mejorativa plurianual.

6.3.1. Conservación rutinaria anual comprende los trabajos que deben llevarse a cabo a lo largo de todo el año, en todos los caminos que componen la Red. Ellos son:
6.3.1.1. Perfilado de la red. Son los trabajos de perfilado o “repaso” con la motoniveladora, que permiten lograr que el camino tenga buenas condiciones de lisura en su superficie.
Según el tránsito y la jerarquización que se defina para cada camino, variará el número de pasadas por año. Si bien, el número de pasadas se fija normalmente en forma práctica, teniendo en cuenta el tipo de suelos y el tránsito; también se puede optimizar la frecuencia de los perfilados utilizando el modelo HDM4, analizando como hipótesis variable el número de pasadas de motoniveladora por kilómetro y por año y determinando para cada hipótesis el Valor Presente Neto (VPN) resultante.
6.3.1.2. Limpieza, reparación y mantenimiento de alcantarillas existentes. Tarea fundamental para asegurar el escurrimiento hidráulico natural en la zona, impidiendo que los taponamientos provoquen el estancamiento y aumento del nivel de las aguas que terminan produciendo cortes en los terraplenes e interrumpiendo el tránsito. (VER TABLA 1)

 

 
6.3.2. Conservación mejorativa plurianual. Son todos aquellos trabajos que exceden a los de conservación rutinaria, y que apuntan a lograr que los caminos tengan tránsito permanente, bajo cualquier condición climática imperante.
6.3.2.1: Construcción de terraplenes con extracción lateral de suelos. Con los equipamientos disponibles en los municipios (motoniveladoras) podemos llevar a cabo la construcción de terraplenes, con extracción lateral.
Se debe lograr que los terraplenes tengan la altura suficiente para poder encauzar el drenaje por los préstamos. En lugares puntuales, se podrá llegar a construir dichos terraplenes con transporte de suelos desde yacimientos.
6.3.2.2: Construcción de nuevas alcantarillas. En muchos casos, los caminos son transversales al escurrimiento natural de las aguas. Por ello deben tener un número suficiente de alcantarillas tal que permitan un escurrimiento normal, sin acumulación de agua que luego provocan los cortes de los terraplenes.
6.3.2.3: Ensanche de zonza de camino (indicado en el punto 3). Anchos mínimos deseables de la zona de camino.
6.3.2.4: Entoscado de los caminos principales. Una vez ejecutado lo indicado en 6.3.21, 6.3.2.2 y 6.3.2.3, estamos en condiciones de “entoscar” la superficie de rodamiento, con el fin de asegurar un tránsito continuo. Para ello deberá construirse una capa de tosca de 15 cm de espesor y unos 6 m de ancho de coronamiento. Cuando hablamos de tosca, nos referimos al material disponible en la zona, que permite lograr la circulación permanente de los vehículos. Otros materiales típicos de diferentes lugares del país, como la broza, ripio, etc. cumplen la misma función de asegurar dicha circulación permanente. (VER TABLA 2)

 

 
7. PLAN NACIONAL DE CAMINOS RURALES TERCIARIOS PROPUESTO POR LA AAC
Programado para 270.000 km de la pampa húmeda, a desarrollar en 10 años, y considerando módulos de ejecución de 10.000 km, en cada uno de los cuales se implementa el siguiente plan de obras:
A: 6.000 km de conservación rutinaria (60% del módulo). Consiste en trabajos de repaso con motoniveladora, alteo de terraplenes y mantenimiento de alcantarillas, con limpieza y reposición de caños de H°. La práctica indica que son necesarias un número de pasadas anuales de repaso, variables entre dos y diez pasadas, según el tránsito que soporta el camino. Considerando un promedio de cuatro repasos al año, el costo anual por kilómetro conservado es de dólares/kilómetros 607.
B: 4.000 km de conservación mejorativa (40% del módulo). Las obras ya descriptas, son la construcción de terraplenes con extracción lateral y/o transporte de suelos, la construcción de entoscado o capa de material similar disponible en cada módulo y la construcción de alcantarillas de caños. La capa de entoscado tendrá un ancho de 6.00 metros y 0.15 metros de espesor.
Estimando un alteo de terraplén de 3.500 m³/km, de los cuales el 70% del suelo es con extracción lateral y el 30% con transporte de 2 km; más la ejecución de una alcantarilla de 1ø0,80m por kilómetro y una alcantarilla de 2ø1,00 cada cinco kilómetros; el costo por kilómetro de la Conservación Mejorativa es de 53.620 dólares.
PROGRAMA INICIAL:
Se puede comenzar la ejecución del Plan Nacional de Caminos Rurales Terciarios, con la implementación de un Programa Inicial de cinco módulos de 10.000 km. Uno por cada provincia involucrada de la Pampa Húmeda: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa. Al cabo de 10 años se tendrán: 20.000 km entoscados o mejorados nuevos, 30.000 km de caminos de tierra bien conservados. El costo anual del programa inicial será de 130.913.000 dólares. La inversión total, al cabo de 10 años, será 1.309.130.000 dólares.
COMENTARIO FINAL:
La infraestructura disponible en las redes de caminos rurales terciarios, no tuvieron mejoras sustanciales, salvo las excepciones que se conocen (Ejemplo: Consorcios Vecinales de Córdoba, Chaco y algunas redes municipales). Es casi la misma de cuatro décadas atrás, cuando el país exportaba 15 millones de toneladas anuales de granos. Hoy se está apuntando a llegar en breve plazo, a producir 150 millones de toneladas. Esta es la razón que fundamenta la necesidad de instrumentar una política nacional para un Plan de Caminos Rurales Terciarios.