“La piedra es el componente más abundante de la obra civil”

Entrevista al Dr. Aldo Bonalumi, secretario de Minería de la provincia de Córdoba y profesor titular de la Cátedra de Petrología Ígnea y Metamórfica de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba.

-¿Qué conclusiones hace del 3° Congreso Argentino de Áridos?

Dr. Aldo Bonalumi: La conclusión es absolutamente positiva. Primero por la cantidad de gente. En un Congreso, la cantidad de gente es directamente proporcional, al éxito. El interés, todo lo que es la parte productiva, máquinas, Expo Áridos, y todos los trabajos científicos que se han dado resultaron muy positivos. Por otro lado, la calidad del material y en lo que es la línea del Congreso es lo que a mí me sorprendió. Todo el Congreso tuvo un componente ambiental excepcional. Y esa es la gran diferencia que hemos tenido de los dos congresos anteriores; que fueron tan interesantes e importantes como este; pero el componente ambiental y el educacional, que la actividad minera necesita tanto, estaban ausente. Creo que lo hemos incorporado fuertemente. Toda la parte técnica fue muy seria y productiva.

-¿Qué significó para Córdoba ser sede de este Congreso?

A.B.: Para Córdoba significó haberla tenido en cuenta; ya que la provincia tiene un impacto en áridos muy importante. Es decir, es la segunda productora del país en lo que hace a toneladas. Pero per cápita, es la primera productora de la Argentina. Nosotros estamos produciendo per cápita, anualmente 11 toneladas, cuando el promedio argentino es 5 toneladas. Fue un Congreso que se hizo en el nudo de la explotación.

-Se observó la presencia de muchos estudiantes y jóvenes, ¿Cómo ve eso?

A.B.: Lo vemos en la misma línea. En la universidad, con nuestro equipo, logramos interesar este tipo de cuestiones, y la respuesta de los estudiantes fue inmediata. Por suerte, existió una apertura muy grande desde el Congreso. Igualmente, acá lo más extraordinario que pasó fue la cantidad de sponsors que hubo, y eso hizo al éxito del evento.

-¿Cómo fue la selección de los trabajos y la calidad de los mismos?

A.B.: La calidad fue sorprendentemente pareja para arriba y la selección extraordinariamente difícil, porque a alguien hay que dárselo. Pero hemos priorizado la sustitución de importaciones y los trabajos que siempre están dirigidos al ciudadano. Si hay voladuras, de qué forman se capitalizan para que no sean tan impactantes; si hay un deterioro ambiental, cómo se remedia y la otra línea que trabajamos fue la calidad del material que se utiliza y se lo puntualiza mucho simplemente para propender al aumento de la edad o de la duración de la obra. Una obra no puede durar cinco o seis años. Tiene que durar 20 o 30 años. Y en todo eso tiene que ver mucho la piedra; porque la piedra es el 95 % de la obra. Es el componente más abundante de la obra civil.

-¿Qué mensaje quiere dejar como conclusión de este Congreso?

A.B: El mensaje es para los productores, que están pasando por un momento excepcional de demanda. Yo le diría que le hagan caso a la Academia, que no se descuiden con la reserva, y que fundamentalmente cuiden a la calidad del material.