La red vial en la provincia de Buenos Aires

*Por el Ing. Lisandro Ballario, MBA, Director de Gago Tonin S.A., profesor titular de las cátedras de Análisis Estructural I y de Estabilidad, Universidad Tecnológica Nacional-Facultad Regional de La Plata.

Los desafíos de la nueva gestión.

Si bien es conocida la situación visible actual de la red vial en la provincia, los efectos que ello trae, en lo social y económico, requieren tomar decisiones de primer orden, y en la utilización de las capacidades técnicas que se dispone, tanto propias, como desde el campo de la consultoría de ingeniería, claves para asistir a un programa de acción urgente de corto y mediano plazo.

La provincia de Buenos Aires cuenta con una red vial de más de 120.000 km, de los cuales 4.675 km son rutas nacionales que atraviesan a la provincia, 35.423 km corresponden a la Dirección de Vialidad de la provincia de Buenos Aires (DVBA) y aproximadamente 81.500 km corresponden a jurisdicciones municipales. Sólo el 30% (10.657 km) de la red provincial se encuentra pavimentada.
Nos encontramos frente a un escenario de una red deteriorada a través del tiempo, producto de factores medio-ambientales y exceso de cargas, con caminos arteriales que cuentan con volúmenes de tránsito superiores a los aceptables, reduciendo la capacidad de los mismos, provocando bajos niveles de servicio y accidentes viales. Todo esto, agravado por presupuestos muy limitados para su mantenimiento, ocasiona un importante incremento en el costo de las necesidades de rehabilitación, aumentando además el riesgo de accidentes.
La gestión de la Red Vial necesita ser coordinada y planificada con una visión global dado que existen diferentes actores e intereses relacionados con la infraestructura de transporte. Es importante la interrelación con otros sistemas como pueden ser ferrocarriles y puertos.
A corto plazo, la nueva gestión de la DPV, deberá mejorar la relación inter-jurisdiccional con las vialidades municipales y con la Dirección Nacional de Vialidad, de manera de integrar toda la red vial que atraviesa la provincia,generando sinergias que optimicen los recursos de cada repartición.
La ingeniería requerida para el desarrollo de la red vial, constituye un componente esencial para lograr la mayor eficiencia en el uso de los recursos económicos y humanos aplicados, en consonancia con la calidad de los resultados en cuanto a durabilidad, seguridad, capacidad adecuada a los requerimientos del tráfico, menores costos de mantenimiento y operación y reducción del impacto medioambiental.
Contar con una infraestructura vial moderna y eficiente favorece el desarrollo social y económico del país, facilitando la conexión entre sus habitantes y el intercambio de productos y mercancías.