vial@editorialrevistas.com.ar

Paso Bajo Nivel Goyeneche-Gatica

Su construcción demandó la utilización de una poderosa grúa con capacidad de 600 Tn.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

*Por el Ing. Oscar Bruno y el Ing. Jorge Esculapio de ATEC SA.

Una obra vital en el Barrio de Saavedra logró resolver importantes problemas de tránsito, mejorando las condiciones ambientales; ya que incluyó obras hidráulicas para solucionar la histórica afectación por inundaciones. Su construcción demandó la utilización de una poderosa grúa con capacidad de 600 Tn.

La obra es un paso bajo nivel en la Avenida Ricardo Balbín y las vías del ex FF.CC. Mitre ramal Mitre, adyacente a la Estación Luis María Saavedra. Se proyectó una calzada de doble mano, con dos carriles cada una, entre las calles Estomba y Roberto Goyeneche, resultando una longitud total de 380 m.
Como pendiente longitudinal máxima para la calzada se adoptó un 6 % y un gálibo vertical de 5,10 m en la zona más comprometida y un máximo de 6,15 m bajo puente ferroviario.
El paso del ferrocarril resulta sobre dos puentes, uno por cada vía, de hormigón postesado de 26 m de luz y de 180 Tn de peso cada uno. Los mismos, se montaron por medio de una grúa de 600 Tn.
Además, se construyeron dos puentes carreteros, cada uno a cada lado de la traza ferroviaria. Éstos permiten el giro de las calles de convivencia y darle continuidad al tránsito por sobre la calzada inferior. También facilita la circulación peatonal hacia la estación Saavedra.
En las mencionadas calles y en las aledañas al PBN, afectadas por la remoción de interferencias, se renovó el pavimento resultando un total de 9.500 m².
Se proyectaron accesos para pasos peatonales con rampas y escaleras para cruzar bajo las vías y conectar así los sectores a ambos lados del FF.CC.
Tanto para apoyo de los dos tipos de puentes mencionados como para el entibado de los muros a ambos laterales del cruce vehicular y para las rampas y escaleras, se diseñaron pilotes de distintos diámetros, entre 0,40 m y 1,20 m y profundidades de 6 m hasta 16 m, resultando una cantidad total de 410.
Dada la existencia de presión de napa, a partir de los 4,50 m desde la superficie, un sector de la calzada resulta una losa armada de subpresión a la cual se agregaron anclajes con pilotes de 0,40 m de diámetros y 9 m de longitud sumando un total de 178. Se proyectó un sistema de impermeabilización mediante la colocación de “geomembrana de polietileno de alta densidad” de 1 mm de espesor, tanto bajo la citada solera, como en los muros laterales hasta la altura necesaria.
La captación de los caudales pluviales en la calzada bajo nivel se resuelve con un pozo de bombeo, de 9 m de lago por 4,50 m de ancho y una altura de 4,50 m, con una tapada y un acceso de 6 m. Se proyectó una instalación electromecánica con tres bombas sumergibles y cañerías de 250 mm para impulsar los caudales receptados al sistema pluvial existente dirigido al arroyo Medrano (bajo calle Ruiz Huidobro).
Fue necesario la remoción de las interferencias encontradas en la traza afectada y la reubicación con nuevos recorridos de los distintos servicios, tanto eléctricos como cloacales, fibra óptica, agua corriente y pluviales.
También es relevante mencionar el desvío de las cañerías cloacales con profundidades de hasta 6 m en las zanjas respectivas y en una longitud aproximada de 350 m con un diámetro de 600 mm. Asimismo, la nueva cañería de agua potable de 700 mm de diámetro con un desarrollo de 250 m.
Se proyectó un nuevo sistema de desagües pluviales, según el nuevo diseño de las veredas y calles de convivencia. En este aspecto sobresale la ubicación de un total de 50 nuevos sumideros en la zona de intervención con el objetivo de evacuar rápidamente el agua de lluvia y un desarrollo de cañerías de 850 m con diámetros entre 500 a 800 mm.
Como complemento, se diseñaron sifones bajo las calles Holmberg y Tronador, que captan los excesos en las lluvias de recurrencia de 100 años, del lado Sur, pasando por debajo de la calzada del PBN y devuelven al lado Norte el caudal acumulado y permiten su escurrimiento en superficie hacia la zona del arroyo Medrano.
Los mencionados sifones son conductos de hormigón armado de una sección de 1,70 m de ancho y 0,80 m de altura y con una tapada promedio de 2 m. La longitud de cada uno resulta de 140 m. Estos sifones captan las aguas a través de nuevos sumideros y sus respectivas cañerías.
Resulta un beneficio social ambiental muy importante para esta zona del barrio de Saavedra dada la histórica afectación por inundaciones.
También, como mejora ambiental, se renovaron 5.100 m² de veredas y se plantaron 70 ejemplares de jacarandá con sus respectivas cazoletas.
Debemos citar que la obra se complementa con un nuevo sistema lumínico en las ya citadas calles de convivencia y además en el túnel con un sistema de alto rendimiento.
En superficie quedan zonas parquizadas para esparcimiento donde se diseñó mobiliario urbano para brindar mayor comodidad y mejor utilización por parte de los vecinos.

Datos técnicos
Viales:
Desarrollo: 380 m
Ancho de calzada: 7 m
Sentidos de circulación: 2
Cantidad de carriles por sentido: 2
Gálibo vertical mínimo: 5,10 m
Estructura:
Puentes ferroviarios: Luz 26 m
Sistema: Simplemente apoyados. Vigas postesadas.
Puentes carreteros: Luz 15 m
Sistema: Puentes losas de H° A°.
Datos contractuales
Comitente: AUSA Autopistas Urbanas.
Constructor: UTE conformada por ELEPRINT S.A. y CONSTRUMEX S.A.
Proyecto: ATEC S.A. Ingenieros consultores.
Inspección: ATEC S.A. Ingenieros consultores.