Soluciones para el reciclado y la reutilización de los escombros de demoliciones y hormigones

Con la aceleración de los procesos de urbanización y reparaciones de pavimentos de hormigón, la cantidad de residuos secos que se producen crece rápidamente y se genera la necesidad de transformarlos en materiales aprovechables en lugar de depositarlos en rellenos sanitarios o cavas.
Como solución general, ZMG Argentina S.R.L. está proponiendo el reciclado y la reutilización de los materiales provenientes de la renovación de edificios, demoliciones, materiales de las obras viales urbanas y otros, que pueden llegar a miles de toneladas mensuales, y que no pueden ser enviados a las áreas donde se depositan los residuos domiciliarios por el alto costo que ello implica. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y algunas provincias, por medio de sus municipios, ya implementaron programas para el reciclado y la reutilización de los residuos secos. Estos se recolectan separados de la basura domiciliaria, son sometidos a un proceso de separación, rechazo y trituración y pueden ser utilizados nuevamente.
Estos productos provenientes de ladrillos, mampostería, hormigón y otros orígenes son convertidos en materias primas para ser agregados en rellenos de obras, contrapisos, hormigón pobre, bases para calles, etc. y específicamente, el reciclado de hormigón se puede utilizar en la fabricación de ladrillos para pavimentos urbanos.
Los ladrillos, las baldosas, la mampostería y el hormigón, cuando están limpios, se trituran y clasifican en distintos tamaños para reutilizarlos en concreto de baja graduación, refuerzos de fundaciones, bases de caminos, calles y bloques para la construcción de paredes.
Por su parte, los residuos de madera en algunas regiones son usados para calefaccionar ambientes, para fabricar paneles de fibra de madera o como materia prima para fibra de papel o cartón. Y los residuos metálicos pueden ser utilizados en las fundiciones de acero.

BENEFICIOS
La reutilización de los materiales de demoliciones y escombros de obras, mampostería y hormigones producen beneficios:
-ECONÓMICOS: reduciendo el gasto de reubicación en rellenos sanitarios.
-SOCIALES: incorporando al proceso mano de obra local.
-ECOLÓGICOS: reduciendo la utilización de materiales naturales nuevos y protegiendo el medio ambiente con un estratégico desarrollo sustentable.