vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

“Somos muy optimistas con el éxito de este Plan Vial”

Entrevista al Ing. Juan Méndez, subgerente de Investigación y Desarrollo de la Dirección Nacional de Vialidad.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

En el marco del 3° Congreso Argentino de Áridos, el Ing. Juan Méndez fue entrevistado por Revista Vial a partir de su presentación sobre la actualización de la normativa técnica que se está llevando adelante desde la DNV.

-¿Cómo fue la experiencia del 3° Congreso Argentino de Áridos?
Ing. Juan Méndez: La experiencia fue muy buena. Recibimos muchos mensajes que apuntaban a la temática expuesta, a la importancia de la calidad de los agregados. Que se haya desarrollado un Congreso y saber que existe mucha gente trabajando en esa línea, es muy positivo. Creo que con la implementación de los pliegos si o si se van a generar los vínculos universidad/centro de investigación-empresa y a partir de ahí, van a surgir más trabajos técnicos para los próximos congresos del tema.

-Se necesitan reglas claras…
J.M.: Hay que pensar que las rutas son para todos. Y que la empresa también es un usuario. No nos puede dar lo mismo si una ruta se hace bien o se hace mal. Es una cuestión cultural y hacia allí debemos apuntar. Claro que eso es a largo plazo.

-Los Congresos muchas veces sirven para eso, para profesionalizar aún más a la actividad…
J.M.: Si, los congresos siempre sirven como espacios para compartir experiencias e impulsar buenas prácticas entre los distintos actores de un sector, como en este caso, las mineras, las empresas contratistas y organismos públicos.

-¿Cómo van a controlar la calidad del producto que se entrega?
J.M.: En los nuevos pliegos, los controles de calidad están divididos en tres partes: controles de recepción de materias primas, controles durante el proceso de producción y controles en la unidad terminada. Es una estructura que se mantiene en todos los pliegos y regirá en los futuros.
En el control de recepción hay requisitos para los áridos, dependiendo si son finos o gruesos. El cumplimiento del plan de control de calidad, que es un requisito contractual, nos dará la tranquilidad acerca de la calidad. Adicionalmente, nos da lugar a realizar nuestros propios controles adicionales.
Algo interesante que está pasando es que las empresas compraron equipos para hacer los ensayos de mayor frecuencia para verificar el cumplimiento de los requisitos que se les exige en el pliego. Es importante destacar que los controles de calidad deben implementarse en todos los organismos que forman parte de la cadena, porque así se exigirá también. En este sentido, el sector minero es el que está más atrasado en cuanto a procesos de calidad, pero que sin lugar a duda comenzarán a implementar para poder estar a la altura de lo que está exigiendo el sector.

-¿Qué sucede con los nuevos materiales sustentables?
J.M.: Nos llegaron muchas propuestas de uso de agregados reciclados. En el caso de las mezclas asfálticas, el uso el RAP es muy importante y se pueden lograr performances de pavimentos similares a los que se logra con agregados vírgenes. También están los áridos provenientes de la demolición de hormigón; y estamos abiertos a evaluar alternativas de uso con responsabilidad.\"\"
Desde el punto de vista de la producción, creo que la inversión es más lenta que la necesidad; ya que el Plan Vial resultaba demasiado ambicioso. El año pasado se consumieron 9 millones de toneladas de áridos en las obras de este plan. Entonces, es interesante mostrar que se cumplió con la expectativa desde el punto de vista del consumo, para que se fomente la inversión.

-Con respecto al reciclado, ¿Cuál es la recomendación?
J.M.: En el caso de nuevos pliegos de mezclas, se acepta al RAP hasta un 50%. Hasta un 10% sin ningún tipo de consideración adicional. En el caso de pavimentos de hormigón, hasta un 20% de agregado proveniente de hormigón reciclado. Es un hecho en las especificaciones la posibilidad de su uso y en ellas se pueden encontrar las consideraciones a tener en cuenta. Es algo en lo que se trabaja mucho en el mundo y debemos tenerlo en cuenta.
En cuanto al negocio, las canteras no deben ver al reciclado (que es la tendencia actual) como una barrera, sino más bien buscar alternativas que estén en línea con ellas.

-¿Y qué pasa con el tema de los neumáticos? Muchos países ya lo aplican.
J.M.: Nosotros participamos de una comisión de caucho con el INTI y muchos organismos nacionales, provinciales y empresas, donde trabajamos con el pasivo ambiental que generan los neumáticos. Hoy, en la Argentina, existen varias plantas de trituración de neumáticos. Un ejemplo es la ubicada en el CEAMSE. En esta planta, se abastece de neumáticos, lo trituran y lo utilizan, entre otras cosas, para hacer canchas de fútbol con césped sintético. En ese proceso se obtiene una partícula de caucho menores a 1 mm que son las aptas para incorporarse al asfalto. La calidad del producto final depende del caucho y de otras cuestiones. La performance del asfalto caucho es mejor que la del asfalto convencional, pero no es tan buena como la de asfalto modificado con polímeros vírgenes, que es el habitual.
En el mundo, como en España, existen muchas recomendaciones y experiencias con este material. Y en nuestro país se licitó hace poco un tramo de 10 km que se va a fabricar con asfalto de caucho. Creemos que debemos tomar el rol de fomentar esta y otras tecnologías.

-Lo que si pueden asegurar es el Plan de Obras públicas…
J.M.: Exacto, estamos llevando adelante el Plan Vial Federal más ambicioso de la historia. Que además de la ejecución de obras, contempla un aumento de la proporción de la red vial gestionada por el organismo (es decir que el mantenimiento se realiza con personal y equipos propios). Esto fue posible gracias a la compra de nuevos equipamientos para mantenimiento, laboratorios y evaluación de pavimento. En ese sentido, somos muy optimistas porque los resultados así lo evidencian.

-¿En cuánto prevén el consumo de áridos para los próximos años?
J.M.: Para el 2018, la estimación inicial es de 13 millones de toneladas.

-¿Los 13 millones van a depender de Vialidad Nacional?
J.M.: No. La estimación es de todas las obras en general que se incluyen dentro del Plan Vial.

-Actualmente, hay muchas empresas que se lanzaron en la búsqueda de nuevas canteras…¿Es importante la planificación?
J.M.: Claramente. Hay que pensar que tanto para este año, como para el próximo, tenemos pensados muchos proyectos de obras y no solo con mediante el sistema de Participación Público Privado. Somos muy optimistas con el éxito de este Plan. En los próximos 5 años, se construirán todas las obras que se licitarán bajo este sistema.