vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

CHILE APUESTA A LOS TÚNELES

Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

Cada año son más los proyectos mineros, energéticos y viales que tienen a los túneles como principales protagonistas. El Ing. Alexandre Gomes, presidente del Comité de Túneles y Espacios Subterráneos de la Corporación de Desarrollo Tecnológico de la Cámara Chilena de la Construcción, nos da a conocer los proyectos actuales y futuros y el desarrollo de los métodos constructivos.

 ¿Cómo ha evolucionado en Chile la construcción de túneles y otro tipo de obras subterráneas?

Se podría considerar que en el país la construcción de túneles en forma más intensa tuvo inicio a fines del siglo IXX, en un primer momento principalmente con los túneles para la minería y riego, y luego, durante el siglo siguiente, con varios túneles para ferrocarriles, centrales hidroeléctricas y viales, estos últimos a partir de 1950. En las últimas décadas, se destacan las obras subterráneas del Metro de Santiago, nuevos túneles viales urbanos e interurbanos, el uso de túneles para aguas servidas, y el desarrollos de proyectos de gran envergadura en el ámbito de la minería y de la energía, además de la planificación de importantes proyectos en el ámbito de la infraestructura de conectividad a través de la cordillera de los Andes.
¿Qué tendencias están primando hoy en este ámbito?
La gran magnitud de los proyectos actualmente en desarrollo o en planificación está permitiendo una revitalización tecnológica de la industria, con el uso de maquinaria y tecnologías de última generación, sea para la excavación, tronadura, tecnología del shotcrete o para los sistemas de soporte, revestimiento e impermeabilización de túneles. Además se nota una creciente búsqueda por mayor productividad, eficiencia y seguridad en los proyectos de obras subterráneas, lo que pasa no solo por cuestiones tecnológicas, sino que también por aspectos logísticos, contractuales y de la misma organización y gestión de estos proyectos.

TECNOLOGÍA Y MÉTODOS CONSTRUCTIVOS
¿Cómo se encuentra en Chile en materia de ingeniería y de tecnologías?
Hay un proceso de mejora continua de estas tecnologías. La gran cantidad de obras actuales no solo permiten sino que hacen necesario este tipo de inversión para que los contratistas puedan cumplir con los estrictos plazos y exigencias técnicas. Seguramente hay aún un camino a recorrer para que estemos a la par con la industria europea, sin embargo , y aunque de forma no tan masiva, es cierto que algunos proyectos ejecutados en Chile al día de hoy, cuentan con lo más moderno en el ámbito mundial en términos de tecnología y maquinaria.
Otro aspecto que llama la atención, es la baja utilización de excavación mecanizada mediante maquinas tuneladoras TBM, respecto a otros países. Este método constructivo seguramente se hará más usual en la medida que tengamos proyectos de túneles más largos, donde su uso, en asociación con los métodos convencionales, permite generalmente una excavación más rápida y eficiente.
¿Cuáles son los métodos de construcción más usados en Chile?
En roca, el más utilizado es el método de excavación convencional con perforación mediante jumbos y tronadura, el que consiste en el uso de explosivos para desmontar la roca, con posterior instalación de soporte mediante shotcrete y pernos. Recientemente, se han utilizado maquinas tuneladoras TBM en un proyecto de túnel para central y otro para minería, y hay una tendencia a que este tipo de tecnología sea más empleada. Esta técnica permite perforar el túnel a frente completo, donde la maquina actúa como una broca de excavación continua del macizo, lo que es seguido de la instalación más automatizada de los elementos de soporte. Asimismo, también se puede mencionar el uso de raise-borers, que corresponde a otro tipo de excavación mecanizada para la construcción de piques verticales e inclinados.
En suelo, el método ampliamente usado en el Metro Santiago es el Nuevo Método Austriaco de Construcción de Túneles (NATM), que corresponde a una excavación cíclica, mediante el uso de retroexcavadoras adaptadas e instalación contemporánea de un soporte de cascara doble de shotcrete de carácter permanente. En algunos casos, como en el proyecto Mapocho Limpio, para aguas servidas, se ha también aplicado el sistema de soporte mediante steel-liners inyectados, que reemplazan al shotcrete como elemento de soporte en túneles de pequeño diámetro. En el futuro, seguramente también veremos el uso de micro-tunnelling, que consisten en máquinas tuneladoras TBM de pequeño diámetro, para la construcción de túneles pequeños para transporte de agua o servicios.

MAYOR SEGURIDAD
¿Qué proyectos actuales interesantes destacaría?
En el ámbito de la minería, donde se concentra casi la mitad de los montos de inversión en proyectos del país, se pueden citar los proyectos de túneles y cavernas que hacen parte de los proyectos estructurales de Codelco, tales como el nuevo nivel de mina de El Teniente, la mina Chuquicamata Subterránea y el plan de expansión Andina 244.
En el ámbito de la energía, que también concentra parte importante de las inversiones, se destacan los túneles de las centrales Alto Maipo de AES Gener y Los Cóndores de Endesa, que deben empezar su construcción prontamente.
En el ámbito de la infraestructura, es destacable la construcción de las dos nuevas líneas 3 y 6 de Metro Santiago, con 37 km de extensión, los proyectos de la autopista subterránea Américo Vespucio Oriente y de la autopista Costanera Central y los túneles viales trasandinos Agua Negra y Las Leñas y el túnel ferroviario Corredor Bioceánico Aconcagua.

¿Qué avances ha habido en materia de seguridad?
Desde un punto de vista histórico, la seguridad en obras subterráneas ha mejorado substancialmente, llevando la seguridad de estos tipos de obras a un eslabón similar, y en algunos casos mejor que lo de otros tipos de obras de carácter superficial. Se busca el grado de accidentabilidad \»cero\», lo que se logra en muchos casos, y esto es admirable. En el ámbito de la excavación de suelos en medio urbano, se destaca la seguridad de las construcciones subterráneas del Metro de Santiago, su ejecución bajo el estricto control y monitoreo del comportamiento de las excavaciones, permitió que el nivel de accidentabilidad sea prácticamente nulo.
Cabe señalar que la seguridad de las obras subterráneas, es interesante observar las experiencias europeas en este sentido, donde se ha logrado un destacado equilibrio entre la productividad y la seguridad, mediante el empleo de mano obra especializada y de capacitación técnica múltiple, así como de procesos de gestión de riesgo más eficientes.

¿Cuáles son los desafíos pendientes?
Son múltiples y de distintas ordenes, desde los aspectos de carácter económico y político, que afectan a toda la industria de la construcción, hasta aquellos de orden legal, ambiental, contractual y organizacional. A modo de ejemplo hoy vemos una importante cantidad de proyectos estratégicos para el país y lamentablemente están parados debido a cuestiones tales como judicialización, faltas de permisos ambientales, y falta de energía, entre otros. En este sentido, un marco político-legal adecuado, sumado a mecanismos de gestión de contratos de obras subterráneas que privilegien la continua mejora técnica-económica de los proyectos y la gestión y asignación de riesgos, principalmente los de orden geotécnico, permitiría potenciar fuertemente el desarrollo de la industria de túneles y obras subterráneas en general.