vial@editorialrevistas.com.ar

“El mayor desafío para las provincias es el cuidado de las rutas existentes”

El presidente del Consejo Vial Federal (CVF), Ing. Jorge Rodríguez, realiza una reseña de las nuevas obras ejecutadas y destaca la necesidad de contemplar la construcción de obras e infraestructuras que preserven la red vial de cada provincia.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

 

¿Cómo ha sido el crecimiento de las provincias en los últimos años?
El crecimiento en materia vial que se ha dado en el país en los últimos diez años ha sido tal que puede considerarse histórico en inversión tanto a nivel nacional como en las provincias acompañando el desarrollo sostenido del país. Este crecimiento ha originado un incremento notable del parque automotor duplicándolo en diez años. Mientras en el 2002 se contaba con 5,5 millones de vehículos, diez años después, fueron 11 millones. Sólo en el 2013 se produjeron casi un millón de nuevos patentamientos. La consecuencia de esto se ve reflejada en la necesidad a corto, mediano y a largo plazo de obras consideradas estratégicas para el desarrollo de la red vial nacional que debe cooptar esta cantidad de nuevos vehículos. Esto produce una perspectiva verdaderamente halagüeña del futuro de obras viales en todo el País. No tener en cuenta esto implica no conocer el verdadero problema que trae aparejado el crecimiento de los últimos años y que puede originar el inconveniente de colapso vial en poco tiempo.
¿Cuál es el mayor desafío que enfrentan las provincias?
Ello ha motivado la necesidad imperiosa de mantener las obras ejecutadas en los últimos 11 años, preservar el mayor patrimonio vial que tiene cada provincia que es la red que se ha visto incrementada oportunamente. El concepto de conservación ha cambiado sustancialmente, principalmente porque la conservación de rutina, que otrora implicaba solo el mantenimiento de los caminos rurales, secundarios, terciarios o vecinales, primer eslabón de la salida de producción, hoy involucra además la ejecución de obras completas e reparación y repavimentaciones de manera tal que el volumen de obras desarrollado tenga mayor y mejor vida útil.
El mayor desafío entonces para las provincias es el cuidado de las rutas existentes, las nuevas obras ejecutadas y la necesidad de contemplar la construcción de obras completas que preserven o rescaten la red vial de cada provincia. Y el concepto de perspectiva positiva en los próximos años se mantiene cada vez más. la producción tan diversa desarrollada en el país, sumado a la comunicación y crecimiento de los pueblos, el acceso a los puertos y las cercanías a los centros poblacionales necesitan de una serie de obras ineludibles en los próximos diez años y que desde el Consejo Vial Federal junto a la Dirección Nacional de Vialidad han sido especificadas sucinta y responsablemente en un documento extenso denominado Esquema Director Vial (EDIVIAR 2002-2022).

 

AMPLIACIÓN DE LA CAPACIDAD
¿Cuáles fueron las obras llevadas a cabo de mayor importancia para mejorar la comunicación?
Es tal la cantidad de obras que se han ejecutado en el país en los últimos años, que solo enumeraremos algunas teniendo en cuenta que todas ellas mejoran la comunicación:

  • Autovía Ruta Nacional 14, provincia de Entre Ríos.
  • Ruta Provincial 9-Capitán Solari y Ruta Nacional 95.
  • Ruta Nacional 19, provincia de Santa Fe.
  • Ruta Provincial 28 en Formosa.
  • Autopista Ruta Provincial 9, Rosario-Córdoba, Tramo: General Roca-Los Leones.
  • Ruta Nacional 40-Río Agua Clara-Ríos Las Cuevas.

¿Qué obras considera necesarias para reducir la congestión y mejorar la seguridad vial?
Las obras necesarias para la reducción de congestión son las que incluyen ampliación de capacidad de las carreteras existentes, la inclusión de tercer carril, pensar en las carreteras indulgentes (los bancos unilaterales de créditos tienen programas especiales para esto), nuevas obras de pavimentación, acceso a localidades, puertos, obras urbanas planificadas, obras de seguridad, de recuperación, y aumento de la cantidad de kilómetros de autopistas. Todo este desarrollo se encuentra en el citado documento EDIVIAR 2002-2022. También a modo de ejemplo podemos citar:

  • Transformación en Autovía la Ruta Nacional 7, San Andrés de Giles- Junín (Empalme Ruta Nacional 188), provincia de Buenos Aires.
  • Construcción de doble calzada del acceso al Puerto de La Plata desde Ruta Provincial 125 (Buenos Aires).
  • Obras básica, pavimentos y puentes de Ruta Provincial 51-Larroque-Urdinarrain (Entre Ríos).
  • Construcción de puente y accesos sobre Río Hondo – Ruta Nacional 40, Empalme Ruta Nacional 60-Belén (Catamarca).
  • Pavimentación de 80 km, Empalme Ruta Nacional 16-Ruta Provincial 90-Circunvalación y accesos (Chaco).

Finalmente, ante este terrible flagelo de la inseguridad vial que todos los días se ve reflejada en nuestras rutas, el concepto de “Visión Cero” de lo inaceptable de la pérdida humana por un accidente de tránsito, es importante tenerlo en cuenta como una meta que se puede lograr mediante el accionar conjunto de instituciones específicas viales, educativas, empresariales y los profesionales proyectistas y constructores, por supuesto, con la necesidad absoluta de respetar las normas de tránsito existente. Debe ser nuestro objetivo próximo responsablemente.
¿Que medidas se están ejecutando para mejorar o reducir la cantidad de caminos secundarios?
La existencia de caminos secundarios surgió de la necesidad de ir conectando las distintas regiones del país mediante una red vial contemplada como un todo. Comenzando como caminos rurales o naturales, que unían no solo centros poblados y acceso a zonas rurales, luego pasaron a ser en muchos casos, de acuerdo a la importancia, parte de la red vial primaria provincial y hoy muchos de ellos se encuentran asfaltados (un 23 %) o mejorados para permitir la salida de producción en forma permanente. Aunque un cierto porcentaje de estos son conservados por Municipios o Consorcios, la mayoría pertenece a las Vialidades Provinciales. Resultaron de la necesidad además de comunicar los grandes territorios con los centros urbanos más importantes y hoy son fundamentales como primer eslabón de la cadena de salida de producción y comunicación.
La necesidad de mejorarlos es otro desafío para las vialidades provinciales y en algunos casos de Municipios que deben adecuarlos a las necesidades de cada región. Varios programas sustentados por organismos multilaterales de crédito han permitido mejorar los mismos de acuerdo a la necesidad de uso, como es el caso del mejoramiento de caminos en áreas rurales productivas perteneciente al Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP). Sumado a esto, la necesidad de uso de estos caminos secundarios ha resultado desde Vialidad Nacional y las vialidades provinciales en la intervención con fondos propios y nacionales sobre los mismos con pavimentaciones y mejorados.

 

TRABAJO CONJUNTO
¿Cuál fue la inversión que se destinó a las provincias para obras de infraestructura?
Sabido es que las Vialidades se nutren de fondos propios generados por el impuesto a los combustibles, las naftas específicamente (Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Gas Natural, Ley N° 23.966), determinados por un coeficiente que se destina a cada una de las provincias para su inversión en desarrollo, infraestructura y conservación, y que resulta totalmente insuficiente debido al desarrollo productivo del país y la necesidad de transporte, liviano y pesado. De esa manera se distribuye el valor recaudado en forma equitativa en cada provincia. Este valor para todo el 2014 varía mes a mes y se aproxima a la cantidad de 1.500 millones mensuales.
¿Desde el CVF que acciones individuales o conjuntas con otros organismos se realizan para la mejora de la seguridad vial, la movilidad sustentable, etc?
Desde el Consejo se interactúa con otros organismos específicos, como la Asociación Argentina de carreteras (AAC), la Cámara Argentina de Consultores de la Ingeniería (CADECI), la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), el Consejo Nacional de Seguridad Vial (CNSV), la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), el Instituto de Cemento Portland Argentino (ICPA), la Comisión Permanente del Asfalto (CPA) y Shell Bitumen Argentina, principalmente a los efectos de participar y organizar en forma conjunta de eventos que ayudan a la Seguridad vial y la Movilidad sustentable. Las jornadas en Buenos Aires y Paraná del Mes de la Seguridad Vial (10 y 17 de junio), organización del Pre-Congreso de Vialidad y tránsito, las Asambleas del Consejo Nacional de Seguridad Vial y la AAC, el evento de inauguración del Centro de Capacitación de Choferes de FADEEAC en la ciudad de Escobar, y otras actividades afines.

 

REUNIÓN CON CAPITANICH
¿Por qué surgió la necesidad de las reuniones constantes con el Jefe de Gabinetes?
Como corolario, es importante destacar, como expresara anteriormente, que el crecimiento sustentable del país ha originado la necesidad de nuevas obras y fondos para las vialidades en su conjunto que ayuden a conservar principalmente, mejorar y ampliar las capacidades de obras ejecutadas durante los pasados 11 años. Es así que el CVF, junto a la Federación Argentina de Trabajadores Viales (FAT VIAL), ha entablado una serie de reuniones desde el 19 de enero del corriente año con el jefe de Gabinetes de Ministros, Ctor. Jorge M. Capitanich, a los fines especificados y se ha llegado a la conclusión conjunta de la necesidad de un Fortalecimiento Institucional para la compra de maquinarias viales mediante un crédito blando para todas las vialidades y que permita la conservación de la mismas.
Para finalizar les deseo a todos un ¡Feliz Día del Camino!