vial@editorialrevistas.com.ar

Emulsión imprimante sin solventes en Uruguay

* Por el Quím. Santiago Kröger Los productos habituales para realizar imprimaciones y según indica el pliego de vialidad en Uruguay, han sido los diluidos asfálticos del tipo MC70, que debido a su baja tensión superficial son fácilmente absorbidos por capilaridad, pero que presentan una serie de conocidos inconvenientes técnico-prácticos. El más importante es que el uso de diluidos implica la liberación de solventes orgánicos volátiles a la atmósfera que provienen de combustibles fósiles no renovables y que perjudican notablemente la calidad del aire.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

 

Desde el punto de vista práctico tienen el inconveniente de presentar una elevada viscosidad a temperatura ambiente lo que implica que deben ser calentados para su transporte, bombeo y aplicación. Para lograr una viscosidad entre 10 y 30 sSF se debe calentar el diluido por encima de los 60°C, con el consabido costo económico y de tiempo que ello implica. Otro inconveniente de los diluidos es que luego de las “escasas” 48-72 horas de curado que se deja antes de aplicar la siguiente capa, parte del solvente que no se evaporó permanece en la base aumentando las posibilidades de ablandar los ligantes de las futuras capas a construir y aumentando los riesgos de exudaciones en el verano. Un estudio realizado en Estados Unidos por Ishai y Livneh indica que luego de 72 horas de aplicado un diluido tipo MC70 tiene aún entre un 55 y un 85% del solvente.
La aparición de la emulsión asfáltica para imprimación con solventes fue la alternativa planteada a alguno de los inconvenientes mencionados anteriormente, pero los intentos de formular este tipo de emulsiones resultaron en emulsiones de bajo poder de penetración en la mayoría de los casos. En esencia, estos productos son asfaltos diluidos emulsionados por lo que la contaminación seguía siendo un asunto a solucionar también.
La aparición de formulaciones con tamaños de glóbulo más pequeños que las emulsiones habituales, sin utilizar solventes orgánicos, dio como resultado emulsiones imprimantes de alto poder de penetración. Esto se logró mediante la correcta selección del emulgente empleado y de mayores tiempos de procesamiento en planta resultando ser la solución más efectiva técnicamente y amigable con el medioambiente.

 

PODER DE PENETRACIÓN EN DIFERENTES BASES
Para comparar el desempeño de la emulsión imprimante sin solventes respecto al diluido MC70, se realizó un ensayo para determinar la capacidad de ambos productos de penetrar diferentes tipos de suelos. El procedimiento consiste en compactar el suelo con un 2% de humedad en un tubo con un filtro (para permitir la compensación por presión), se coloca una masa conocida de emulsión o de MC70 a la temperatura de equiviscosidad de los mismos y se mide el tiempo que tardan en penetrar y la profundidad de la penetración.
En este caso comparamos tres suelos de diferentes regiones del país y con diferente composición química pero utilizando una misma granulometría y compactación del material.

Los resultados del ensayo de penetración demostraron el mejor desempeño de la emulsión respecto al diluido MC70 tanto en velocidad de penetración como en profundidad.

 

APLICACIÓN EN CAMPO
No es necesaria ninguna preparación especial de la emulsión pero es imprescindible que las bases estén con la humedad óptima, al igual que se haría con una imprimación con diluido asfáltico.
La emulsión imprimante sin solventes, presenta una serie de ventajas respecto a los diluidos y a las emulsiones de imprimación de otro tipo:
• Penetra igual o mejor que los diluidos en casi todas las bases usadas.
• La impermeabilidad y la cohesión brindada por la emulsión es similar a la de los diluidos y es la solución más adecuada en caso de bases tratadas con cemento ya que no inhibe el proceso de curado de la misma.
• Rápida liberación al tráfico, sin la necesidad de recebar, permitiendo ejecutar las tareas de pavimentación a las pocas horas de haber imprimado.
• Gran fluidez a temperatura ambiente (menos de 20 sSF a 25°C) lo que permite cargar el camión regador en unos pocos minutos y sin la necesidad de calentar la misma para regar, ahorrando en combustible y en tiempo.
• Liberación de agua al medioambiente en vez de compuestos orgánicos volátiles. Esto implica una menor toxicidad y peligrosidad de la emulsión brindando mayor seguridad a los usuarios.
• No contiene solventes y no es un diluido emulsionado como sucede en otros países.
Los diversos trabajos exitosos realizados por diversos constructores en diferentes partes de Uruguay muestran que esta solución ha llegado para quedarse.

* El Quím. Santiago Kröger es director de Bitafal Asfaltos Especiales.