vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

“Estamos plenamente convencidos de que van por el buen camino”

En una entrevista exclusiva, el presidente de la Asociación Argentina de Carreteras (AAC), Ing. Guillermo Cabana, aseguró estar convencido de la eficacia de las nuevas acciones y propuestas que el gobierno actual planificó para el sistema de rutas y caminos del país.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

Revista Vial conversó con el Ing. Guillermo Cabana, presidente de la Asociación Argentina de Carreteras (AAC)con motivo de la conmemoración del Día del Camino para conocer su visión sobre el sistema de rutas de nuestro país. Entre otros temas, el ingeniero enumeró los diferentes programas que el Estado Nacional anunció en estos diez meses de gobierno y señaló las expectativas y esperanzas que despertaron estas acciones en el sector.

¿Cuál es su opinión sobre los programas que propone el Gobierno Nacional para mejorar el estado de las rutas y caminos de nuestro país?
Ing. Guillermo Cabana: Este gobierno lanzó programas que tienen una visión a futuro muy clara. Por un lado, lo que es de público conocimiento, todo lo que están planteando sobre las redes de autopistas que obviamente van en la misma dirección que nosotros desde la AAC manifestamos desde hace mucho tiempo. Se plantea la necesidad de adecuar la red de caminos a su capacidad, más que nada en esos tramos donde hoy están colmadas. Antes hablábamos de la duplicación de calzadas, ahora se está hablando de la construcción de autopistas. Entonces, en ese sentido, se está encaminando hacia la dirección que nos parece correcta y por eso vamos a apoyarlos. El Gobierno Nacional anunció obras. Algunas significan la continuación de obras, como el caso de la Ruta Nacional 8. Se inició la licitación de la Ruta Nacional 7 y hace poco, salió la licitación de la Ruta Nacional 19 y cuatro tramos en Córdoba. Creemos que van por el buen camino. La ampliación de capacidad de calzada en las rutas es un hecho fundamental que estamos empezando a ver.
Por otro lado, desde el punto de vista de los anuncios que se dieron en estos meses, estamos plenamente convencidos de que van bien. Lo que sí observamos, es que se trata de un plan de acción muy ambicioso en cuanto a inversiones. Ahí es donde nos preguntamos, si el Gobierno va a tener los recursos necesarios para llevarlo adelante. Hoy nos dicen que esos recursos están. Esperemos que así sea.
¿Qué tipo de dificultades debe resolver el Estado en el sistema de rutas de Argentina?
G.C.: Otro de los aspectos que nosotros siempre manifestamos es el tema de los diseños inadecuados de los años 60, que hoy no se compadecen con los tránsitos en cuanto a volumen y calidad que tenemos y es fundamental que este Gobierno resuelva este inconveniente. Nosotros veníamos pregonando por la actualización de esos diseños. Hoy el Programa de Rutas Seguras que anunció el Gobierno aún no tiene ningún ejemplo en la calle y ninguna licitación. Lo que se debe plantear es la resolución de los inconvenientes que existen en tramos de banquinas pavimentadas; en aquellos que se transforman en autopistas; solucionar los problemas que provocan los cruces a distinto nivel que faltan; se debe dar respuesta a las zonas urbanas que son complicadas mejorándolas, es decir, haciéndole “bypass” a esas las poblaciones. En fin, todo eso se condice con los programas que nosotros venimos impulsando hace muchos años.
¿Cuál es la perspectiva de la AAC sobre el futuro del sector? ¿Cuál es la postura que adoptará?
G.C.: Nosotros siempre estuvimos en post de lo mismo. Siempre mantuvimos las mismas ideas. Lo que vemos en esta ocasión es que este gobierno está siguiendo prácticamente todos los lineamientos que venimos impulsando desde hace ya varios años. Ahora, nuestros lineamientos son los mismos. Creo que esto es esperanzador y que vamos por el buen camino. Tenemos que ver si este gobierno está al nivel de las circunstancias, desde el punto de vista del financiamiento y de la capacidad de nuestro país para ejecutar todas esas obras.
Desde la AAC vemos con preocupación algunos temas, como por ejemplo, la capacidad de la ingeniería argentina para desarrollar en tiempo y forma los proyectos necesarios. Estamos haciendo un estudio sobre las capacidades del mercado para asumir semejantes planes de obras, a partir de lo que hizo la Cámara Argentina de la Construcción el año pasado para pensar el futuro. Analizamos esta relación y dónde están los inconvenientes y detectamos que realmente la capacidad de ingeniería es un problema. También observamos que el tema de la ingeniería es un problema en el mundo. En la actualidad, en cualquier plan de obra, es un cuello de botella a nivel mundial. No hay ingenieros en cantidad suficiente. Esto resulta un gran inconveniente para generar proyectos que sean completos y eficaces para el desarrollo de las obras sin problemas. Esa falta de profesionales es un tema que debemos analizar para poder alentar el estudio de la ingeniería en los jóvenes. En el futuro se dice que la Argentina necesitaría 2.500 ingenieros nuevos por año y hoy estamos en los 700, 800, muy lejos de lo que plantea el estudio de pensar el futuro.
¿Cómo se posiciona AAC frente al nuevo plan vial que propone mayor cantidad de autopistas?
G.C.: El plan vial tiene distintos aspectos. Hablamos de la ampliación de capacidad, de las mejoras de las condiciones de los trazados. Recordamos que en su momento se le dio mucho impulso a las autovías para ampliar la capacidad. Este gobierno, en cambio, está más decidido a llevarlo al tema de las autopistas. Es decir, evitar los retornos que sean construidos en rutas como la Ruta Provincial 2 o la Ruta Nacional 14, a transformar todas esas rutas sin retorno a nivel. Son distintas formas de llegar al mismo objetivo. Acá, el problema son los costos y enfrentar si contamos con las posibilidades o no porque, obviamente, construir una autopista que no tenga ningún retorno significa hacer otro tipo de obra más costosa. Si el gobierno está dispuesto a afrontarlo, si tiene los recursos necesarios entonces bienvenidos sean. También deberán evaluar la disponibilidad de las tierras. Muchas veces hacer una obra más ambiciosa implica apropiaciones que muchas veces demoran la ejecución por los problemas legales que aparejan. Obviamente que si lo que se plantea es construir autopista y no autovías se trata de una resolución superior pero que tiene sus inconvenientes así que veremos cómo los resuelven con el tiempo.
Del 24 al 28 de octubre se realizará en Rosario el XVII Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito bajo el lema “Una Visión para el Futuro de las Carreteras y el Transporte” organizado por AAC, el Consejo Federal Vial y la Dirección de Vialidad Nacional. En el mismo, se llevará adelante un programa técnico de excelencia que abarcará todos los temas relacionados al quehacer vial, dentro de una visión amplia y multidisciplinaria.
¿Cuál es su opinión sobre el accionar de Vialidad Nacional?
G.C.: Vialidad Nacional pretende retomar un rol protagónico de liderazgo como lo tuvo en el pasado. Nosotros apoyamos eso. Debe ser el centro de la Argentina, el motor como lo fue en el pasado, y como era en la vialidad de Latinoamérica. Esperemos que pueda recuperar ese rol, en todo lo que podemos ayudarlo para que así sea, a través del conocimiento de nuestros profesionales, vamos a estar aportándolo.
Por otra parte, estamos de acuerdo con el planteo que hacen de las obras, pero tenemos el problema de la actualización de las normas. Estamos de acuerdo en trabajar en eso y vamos a ayudar para que esto sea una realidad. Desde el anterior gobierno que AAC viene insistiendo con el tema del mantenimiento vial. No puede ser descuidado. Estuvo paralizado el tema, hay retraso en la adjudicación de los Sistemas Crema de Vialidad Nacional. Si bien el mantenimiento no es una cosa que luzca mucho últimamente, nadie habla mucho en voz alta. Lo concreto es que se empezaron a adjudicar esos antiguos contratos CReMA y nos manifestaron la intención de que hasta fin de año se adjudicarán 50 de esos contratos.
En esta dirección de apoyo, también estamos planteando que hay que rehabilitar las vialidades de las provincias. El Consejo Vial Federal anunció que el atraso en obras de las provincias en redes provinciales es de 81 mil millones de pesos. Toda la inversión provincial en toda la República, fue de 15 mil millones de pesos el año pasado. Es decir, se necesita muchos años como el anterior para más revertir el atraso que ya tenemos. Creemos que de alguna forma, el sistema viejo que había de coparticipación vial federal era un elemento eficaz de gestión. Porque por un lado, había fondos de combustible que repartían en bienes provinciales en cantidad importante, no como ahora que son 3 mil millones de pesos de los 50 mil que se recauden. Este sistema implicaba que si una provincia invertía con sus propios fondos en la red vial, más recibía la coparticipación. Así como está hoy es muy difícil poder revertir esa situación que afecta seriamente el mantenimiento. Muchas provincias no lo tienen prácticamente.
¿En qué temas está focalizando la AAC?
G.C.: Nosotros dedicamos el último número de la Revista Carreteras prácticamente al tema del mantenimiento. Ponemos como ejemplo lo que está pasando en otros países. Y no países precisamente como el nuestro. España está preocupada por el mantenimiento y hace estudios concretamente de lo que significa poner la red en condiciones y ver lo que cuesta. Los Estados Unidos tiene un sistema federal eficiente que desarrollaron una red de caminos con su impuesto de 18 centavos de dólar por galón combustible. Hoy ellos ven que esos fondos ya no son suficientes. Acaban de hacer un gran acuerdo federal entre gobierno y oposición. Existe una ley que por 5 años asigna fondos importantísimos que se derraman a todo nivel. No solo a la red federal, sino también, a las redes estatales y comunales. Creemos que un esquema similar debería existir para nosotros. Todo esto lo estamos manifestando en el próximo número de la revista que será sobre el Día del Camino.
Además, continuamos con nuestra idea de los planes, con el tema de insistir en mantenimiento, seguimos trabajando con la seguridad vial, no sólo desde el punto de vista de todas estas normas de diseño que estamos generando, sino también, desde la aplicación y sobre todo desde la concientización. Los dos últimos años, realizamos cuatro o cinco cursos en las provincias sobre el tema de la infraestructura segura en los caminos que es un tema fundamental porque muchas veces las cosas se hacen mal o no se hacen simplemente por desconocimiento o por omisión. Hay muchas cosas que no cuestan nada hacerlas bien y sin embargo no se hacen. Entonces, de alguna forma tenemos que generar conciencia en el ambiente y no sólo en las autoridades sino en todo nivel. Por este motivo, fomentamos la importancia de generar normas para poder brindar a las comunidades de forma tal de que tengan información básica como para que estén a cargo del mantenimiento y de atender al señalamiento de manera correcta. Uno va recorriendo las rutas y ve que hay 700 soluciones distintas para el mismo problema y las 700 no son correctas. Por eso, de alguna forma eso tiene que estar en la mira de todos y cada uno de los agentes viales. Cada uno de los que están en la ruta debería contar con esta competencia.
¿Cuáles son las expectativas del Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito?
G.C.: Nosotros desde hace varios años venimos trabajando en lo que es la modernización de la normativa. No solamente en lo que es la modernización de la red, sino también, en la modificación de especificaciones y en adecuación de normas a esta nueva realidad. Tropezamos con serios inconvenientes. Es muy difícil imponer a la administración pública actualización de normas. El año pasado intentamos hacerlo con las especificaciones de pavimentos asfálticos y quedó en la nada. Intentamos hacerlo con la norma de diseño y caminos geométricos y quedó en la nada. Desarrollamos normas para colocación de barandas y defensas. Estamos terminando un documento al respecto. Toda esa información técnica que estamos generando nosotros, lo pusimos a disposición de vialidad. En este sentido, la DNV está en una nueva etapa donde pretenden impulsar modernización de normativas. En el Congreso, ellos nos pidieron un espacio para que puedan explicar todos los avances que están haciendo en esa materia. Allí, explicarán cuales son las especificaciones técnicas de asfalto, nos indicarán los avances que hay en normativa, nos van a presentar el nuevo manual de señalamiento vertical que estamos diseñando nosotros y una serie de avances que están sucediendo.
¿Cuáles son las particularidades de este Congreso en comparación a los anteriores?
G.C.: Compartimos el programa preliminar con el administrador de Vialidad y sus asesores y realmente se vieron totalmente sorprendidos por la variedad de temáticas que se abarcarán en el Congreso así como también por la cantidad de expositores extranjeros que vienen a aportar la mejor tecnología en todo sentido. En este sentido, se expondrá sobre gerenciamiento en redes, pavimentos, transporte y logística, proyectos de carreteras, movilidad urbana, tecnología inteligente, seguridad vial y transporte sostenible. Esperamos contar con muy buena audiencia.
Además, en esta oportunidad, contamos con el apoyo de la The World Road Association-PIARC con la presencia de su secretario general. Vamos a tener tres presidentes de tres comités participando. Además, un aporte muy importante, es el Ministerio de Transporte que se sumó con todo el país.