vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

Infraestructura conectada e inteligente

Desde la irrupción de los primeros semáforos electrónicos en los años ´70, el despliegue de los ITS (Sistemas Inteligentes de Transporte) en nuestras carreteras ha ido incrementándose de forma continua.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

INTRODUCCIÓN
Desde la irrupción de los primeros semáforos electrónicos en los años ´70, el despliegue de los ITS (Sistemas Inteligentes de Transporte) en nuestras carreteras ha ido incrementándose de forma continua. La aceleración del desarrollo y la omnipresencia de los sistemas de comunicaciones ha venido a acelerar este proceso que derivó en lo que ya se conoce como movilidad conectada. Del mismo modo que ya no podemos hablar de vehículo autónomo sin el adjetivo conectado, ocurre algo similar con la infraestructura en la que el adjetivo de inteligente también aparece necesariamente vinculado al de conectada.

\"\"

Los ITS Cooperativos y su despliegue en Europa
Los ITS Cooperativos (C-ITS o sistemas cooperativos) abarcan un grupo de tecnologías y aplicaciones que permiten un intercambio de datos eficaces a través de tecnologías de comunicación inalámbrica entre componentes y actores del sistema de transporte, entre vehículos (vehículo a vehículo o V2V) o entre vehículos e infraestructura (vehículo a infraestructura o V2I).
El despliegue de los C-ITS es un proceso evolutivo que comienza con los casos de uso menos complejos. Estos se conocen como servicios \»Day 1\», que abarcan mensajes sobre notificaciones de ubicaciones o situaciones de peligro, así como aplicaciones de señalización. En una segunda etapa, también se desplegarán los servicios \»Day 1.5\» (Ver fotos 1, 2 y 3).
El despliegue de C-ITS en Europa se enfrenta a cuestiones importantes aún no resueltas, tales como cuestiones legales, de arquitectura, administrativas, de gobierno, técnicas y de normalización, así como a las licitaciones de implementación y adquisición. Para superar estas cuestiones, se constituyó la Plataforma europea C-Roads, que es una iniciativa de diferentes Estados miembros y operadores de carreteras que desean colaborar para lograr, junto con proveedores de tecnología y de servicios,

\"\"

universidades y centros de investigación; el despliegue de servicios C-ITS de forma armonizada e interoperable en toda Europa.
La Plataforma arrancó a fines de 2016 con ocho países (Austria, Alemania, Bélgica, República Checa, Francia, Holanda, Eslovenia y Reino Unido) y en noviembre de 2017 se amplió a 16 con la incorporación de otros ocho (España, Dinamarca, Finlandia, Hungría, Italia, Noruega, Portugal y Suecia).
La armonización es el activo principal de la cooperación C-Roads, ya que garantiza un despliegue sostenible y eficiente de los C-ITS. En consecuencia, todos los participantes comparten la visión de los objetivos principales, que son, además de la armonización, la implementación a través de pilotos de los servicios Day 1 y Day 1.5, las demostraciones de la implementación de C-ITS y el avance hacia una implementación a gran escala.
Piloto español C-Roads
La aportación de cada Estado Miembro a la plataforma se plasma en un piloto nacional. El piloto español, denominado C-Roads Spain, se lleva a cabo desde febrero de 2017, con una duración de 3 años bajo la coordinación de la Dirección General de Carreteras (Ministerio de Fomento) y la Dirección General de Tráfico (Ministerio del Interior), como representantes estatales de C-Roads, y está constituido por un consorcio de 26 socios, pertenecientes a los sectores público (tres autoridades públicas y tres universidades) y privado (dos operadores de carreteras, 11 proveedores de servicios y tecnología, tres centros tecnológicos y cuatro asociaciones del sector).

\"\"

C-Roads Spain está compuesto por 5 pilotos, cada uno de ellos con su particular conjunto de tecnologías y servicios C-ITS y con la participación de diferentes socios. Esta heterogeneidad tiene como objetivo cubrir un amplio espectro de casos, con el fin de evaluar el impacto de la movilidad conectada en muchos escenarios representativos.
En este sentido, la ejecución efectiva de la fase piloto depende de una programación ex ante exacta y una definición de la metodología de evaluación. Este conjunto de proyectos piloto se ha elegido cuidadosamente para verificar la interoperabilidad a nivel nacional y europeo, así como el valor añadido de los servicios C-ITS en diferentes escenarios.

 

Los 5 pilotos españoles son los siguientes:
1. DGT 3.0, ubicado a lo largo de toda la red de carreteras de España con una extensión aproximada de 12,270 km. Se implementará utilizando tecnologías de comunicación celulares (3G y 4G / LTE).
2. SISCOGA Extended, comprendido en la extensión que abarca el ya existente test site localizado en la ciudad de Vigo y su área metropolitana preparado para probar tecnología de la comunicación ITS-G5. Tendrá una extensión de 150 km.
3. Madrid, ubicado a lo largo de la vía \»Calle 30\» en Madrid, con aproximadamente 32 km. Los servicios C-ITS se implementarán utilizando tecnologías de comunicación híbrida.
4. Cantábrico, desarrollado a lo largo de 75 km en la zona norte de España utilizando tecnologías de comunicación híbrida.
5. Mediterráneo, implementado a lo largo de 125 km en secciones de carretera seleccionadas de Cataluña y Andalucía utilizando tecnología híbrida
(VER FOTO 4)
C-Roads Iberoamérica
Tras la incorporación de España y Portugal, su especial relación histórica, cultural y de intereses comunes con el resto de los países de Iberoamérica ofrece una oportunidad para trabajar conjuntamente en el despliegue de la infraestructura conectada.
C-Roads Iberoamérica es una iniciativa que pretende extender la comunidad C-Roads de forma natural en América Latina de la mano de España y Portugal. Del mismo modo que se ha participado de forma importante en el desarrollo de la red viaria, y de los actuales Sistemas Inteligentes de Transporte en la región, resulta oportuno seguir colaborando en esta nueva fase del desarrollo del Sistema de Transportes.
Además, se pretende avanzar en el concepto de una infraestructura que no sólo es Inteligente, sino que además es “sabia” (wise) que no sólo conoce la movilidad que se desarrolla sobre ella, sino que cuida y se preocupa de sus usuarios.

\"\"

Lo que se ha venido a resumir en la frase “una infraestructura con cabeza y con corazón”.
El 4 de abril de 2018, se presentó C-Roads Iberoamérica a la Convocatoria de la Comisión Europea H2020 para la digitalización y transformación de la industria y los servicios europeos: Transporte por Carretera Automatizado, para poder contar con el apoyo de la Comisión Europea en el proyecto. La propuesta, además del consorcio que la conforma, cuenta con el apoyo formalizado por carta de las siguientes entidades: Banco Mundial, Alcaldía de Santiago de Cali – Secretaría de Movilidad, Valle Automotive Diagnostic Center de Colombia, Sistemas Inteligentes en Red SAS de Colombia, Agencia de Tránsito Nacional del Gobierno de Ecuador, Empresa Pública Municipal de Movilidad, Tránsito y Transporte de Milagro EMOVIM-EP de Ecuador, Consejo Nacional de Seguridad Vial de Perú, Intendencia de Montevideo, Autopistas Urbanas de Argentina, ITS Brasil, ITS Perú, ITS Chile, ITS México, ITS Argentina, ITS Portugal, ITS Iberoamérica, Federación Iberoamericana de Ingenieros de Tránsito y Movilidad, RACE, Aimsun, HERE, INDRA y Revista Vial.
El pasado 24 de abril, la Ing. Mireya Cannobbio, directora técnica de ITS Iberoamérica presentó el Proyecto C-Roads Iberoamérica en la XXXVI Reunión del Consejo de Directores de Carreteras de Iberia e Iberoamérica (DIRCAIBEA) y de la Asociación Mundial de la Carretera (PIARC) en Campeche-México el pasado 24 de abril 2018. La iniciativa tuvo una muy buena acogida por parte de los presentes. Como primer objetivo se ha planteado desarrollar en los próximos meses un informe de la situación de los ITS en Iberoamérica.
De la reunión, participaron además: Ernesto Barrera (Comité Técnico de Chile), Clemente Poon Hung (Director General de Carreteras de México), Oscar de Buen Richkarday (Ex presidente de PIARC), Patrick Mallejaco (Secretario General de PIARC – Francia), Claude Van Rooten (Presidente PIARC), Oscar Callejo (Subsecretario Infraestructuras de México), Gerardo Ruiz Esparza (Secretario de Comunicaciones y Transporte de México) y Alejandro Moreno Cárdenas (Gobernador de CAMPECHE).
La semana anterior al encuentro de Campeche, C-Roads Iberoamérica también estuvo presente de la mano de la Ing. Cannobbio en el XVIII Congreso Español sobre Sistemas Inteligentes de Transporte, que tuvo lugar en Madrid del 17 al 19 de abril de 2018.

 

Infraestructura Inteligente
Sin duda, los vehículos inteligentes y especialmente los autónomos están irrumpiendo de forma muy importante en la agenda de la movilidad condicionando el discurso y el debate aunque parezca que es un problema para dentro de unos lustros.
Ante esta realidad, ha parecido oportuno plantear ¿Qué infraestructura queremos para ese vehículo tan inteligente?
Aprovechando los famosos 5 niveles de automatización de los vehículos, se han establecido también y de forma paralela en los foros ITS, 5 niveles de automatización o de inteligencia para la infraestructura:
0.- El nivel cero es la infraestructura sin equipamiento ni dotación alguna en tecnologías de la información y las comunicaciones.
1.- El primer nivel, se refiere a la infraestructura que está dotada de sistemas capaces de disponer de información actual de la movilidad que sobre ella se desarrolla, así como de circunstancias del entorno como las condiciones meteorológicas, etc.
2.- El segundo nivel de “Inteligencia” se refiere a la incorporación de funciones, sistemas y equipos que permiten a la infraestructura proporcionar Información dinámica al usuario, ya sea mediante paneles de mensaje variable, sistemas de radio, páginas web, etc.
3.- El siguiente nivel de la infraestructura se alcanza cuando ésta dotada de funciones, sistema y equipos que le permiten alterar sus características de forma dinámica: Límites de velocidad variable, carreteras o carriles abiertos o cortados de forma automática, cambios de sentido de carriles de circulación, alteración dinámica de los tiempos de los semáforos, sanciones automáticas, etc.
4.- El cuarto nivel es el que se alcanza cuando se disponen de comunicaciones directas vehículo-vehículo y vehículo-infraestructura, que habilitan nuevas posibilidades de servicios y funciones más específicos. Es indiferente que dichas comunicaciones se realicen por 5g (telefonía móvil) o G5 (wifi de la carretera). Para el usuario, será indiferente el canal de comunicaciones siempre que se realicen con la calidad necesaria. También es cierto que según qué servicios será más adecuado optar por un tipo u otro de comunicaciones, si bien están llamados a convivir como pasa hoy con el acceso a Internet desde el teléfono móvil.
5.- El nivel superior de la infraestructura se alcanza cuando se dispone de un modelo completo de la movilidad del entorno que no sólo se alimenta y calibra adecuadamente, sino que además permite realizar previsiones. Mediante sistema, expertos se pueden establecer criterios de actuación que garantice que en cualquier circunstancia que se produzca, se mantiene el rumbo y criterios fijados para la gestión de la movilidad en orden a la seguridad, sostenibilidad, eficiencia, confortabilidad y equidad.