vial@editorialrevistas.com.ar

Proyecto SOS Rural

En el marco del 3° Taller de Caminos y Transporte Rural realizado en la ciudad de Saladillo, se presentó el proyecto SOS RURAL que consiste en la identificación de establecimientos rurales a través de una numeración impresa en una chapa tipo patente.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

*Por Georgina Bellesi

El proyecto SOS RURAL se gestó a partir de una propuesta que me realizó el presidente de la Sociedad Rural de Saladillo, Alejandro Repetto, fue el año pasado cuando ocupaba el cargo de Concejal, el cual había visto el desarrollo de este programa en la ciudad de Ranchos.
Luego, le hicimos la presentación a la Secretaría de Gobierno y al Secretario de Seguridad de Saladillo, Ignacio Scelzi, que rápidamente nos apoyaron para seguir adelante.
Consideramos que lo mejor era legislarlo primero, entonces redactamos la ordenanza y luego se aprobó por decisión unánime en el recinto.
Una vez aprobado, armamos un plan de trabajo para poder enviar a cortar las chapas y plotearlas, comprar los taladros inalámbricos y GPS.
Luego, convocamos a las diferentes entidades involucradas en el trabajo de campo que teníamos que comenzar a realizar, como Defensa Civil, Policía, Patrulla Rural, y los diferentes delegados de las localidades del interior.
El sistema consiste en identificar cada tranquera de acceso al campo a través de un número. Con el mismo se identifica lo siguiente: El primer número designa el Cuartel y los siguientes son los números de establecimiento que es correlativo de acuerdo a su ubicación.
Cada chapa se coloca en las tranqueras de acceso al campo y se geo referencia la posición con un GPS; entonces queda asociado el número de la tranquera con un número de coordenadas.
Este sistema de identificación es muy beneficioso dado que permite una mejor ubicación de los campos ante algún suceso de emergencia y se tenga que llamar a los bomberos, ambulancia o destacamento policial; o simplemente para poder acceder a los mismos en épocas de cosecha.
En cada chapa se deja una encuesta como para que cada habitante del lugar voluntariamente la complete y de esta manera podemos recabar información y datos, como por ejemplo: si viven personas adultas, si toman algún tipo de medicación, si viven niños, etc. Esto puede ser útil a la hora de una urgencia.
De esta manera, ya llevamos geo referenciadas 440 chapas sobre 550 colocadas y esperamos, a lo largo de este año, llegar a las 1500 o 2000 chapas colocadas.