vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

Uso del suelo en tiempos de pandemia en el AMBA. Tercera parte.

El Ing. Oscar Fariña nos presenta una nueva Crónica sobre el Tránsito.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL


CRÓNICAS SOBRE EL TRÁNSITO
*Por el Ing. Oscar Fariña.

Para ver las Figuras mencionadas en esta nota, haga click aquí

Palabras iniciales
En el Capítulo anterior, se había descripto la geografía y algunos aspectos hidráulicos del Sistema Riachuelo–Río Matanza. Variados fueron los problemas que fueron surgiendo a través del tiempo y aún algunos de ellos continúan sin solución en lo referido al establecimiento de los límites de los distintos Municipios que ocupan las riberas.
A este respecto, en relación a la Ciudad de Buenos Aires se estableció la delimitación en el sur de su territorio con la Provincia de Buenos Aires en el eje del curso de agua del Riachuelo que la separa de los Municipios de Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora. Si bien físicamente de la frontera en este caso no había dudas, el desarrollo de un río de llanura con escasa pendiente hacia el Río de la Plata, presentaba un geografía con numerosas vueltas o meandros que frecuentemente daba lugar a inundaciones. Véase que ya en el año 1902 se iniciaron las obras de canalización y rectificación de este curso de agua en un trayecto de 33 km, pero que al poco tiempo se suspendieron por dificultades de variada índole. Desde entonces, los trabajos se continuaron con altibajos y se concluyeron recién en el año 1944, habiéndose prolongado dentro del territorio bonaerense hasta los denominados Bosques de Ezeiza.
Sobre los límites del curso rectificado se fueron construyendo los caminos perimetrales denominados de sirga a ambos lados del río, restando aún completar algunos tramos tanto en la Ciudad de Buenos Aires, como en el Municipio de La Matanza, hasta alcanzar finalmente el cruce con el Camino de Cintura. Es precisamente sobre este último tramo, es que se hace una evaluación de un proyecto actual de infraestructura.
Proyecto del Camino de Sirga (primera Sección)
A continuación, se analiza el proyecto del Camino de Sirga en el primer tramo, conforme a la información recabada en la Sub Secretaría General de Tránsito y Transporte de La Matanza, en el entendimiento que la propuesta es una excelente solución a la vinculación vial entre la Avda. Gral Paz y el Camino de Cintura, que completa el enlace a ambas riberas del Riachuelo, ya que como se ha señalado en estas Crónicas, ya se ha construido totalmente el camino del lado sur uniendo los Partidos de Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora. Se aclara que la identificación como primera Sección, se corresponde con lo que se tratará en las próximas ediciones en relación a la continuidad de esta carretera en zonas periurbanas hasta el cruce con la Autopista Presidente Perón (actualmente en construcción).
La longitud total de esta Sección a estudiar es de 4,83 km. y la superficie prevista a destinar a parques para uso recreativo asciende a 21.800 m².

Para la evaluación del proyecto de la primera sección, se ha divido el camino en 3 Sectores, cada uno con características específicas según se describe. Cabe agregar que en varios puntos, se han desarrollado espacios verdes que forman un parque lineal paralelo al río, de acuerdo al lugar disponible según lo que determinan los espacios remanentes ocupados de la infraestructura vial.
Sector 1: Avda. Gral. Paz – Avda. Boulogne Sur Mer (Acceso al Mercado Central).
Extensión: 1.850 metros
Sector 2: Avda. Boulogne Sur Mer – Cruce con el cauce antiguo Rio Matanza.
Extensión: 1.650 metros
Sector 3: Cruce con el Río Matanza – Camino de Cintura.
Extensión: 1.330 metros
Los dos primeros sectores están en el Partido de La Matanza, mientras que el tercero corre dentro del Partido de Lomas de Zamora.
Características del Proyecto
Sector 1

El diseño de la Avenida en este sector tiene una configuración de dos calzadas de tres carriles, separados por un boulevard de cinco metros. Con esta geometría no es posible desarrollar amplios espacios verdes para recreación, tal como si se ha previsto en los siguientes tramos. Cabe agregar que sólo en esta parte se han proyectado tres carriles, dado que en los sectores siguientes se han configurado las calzadas con dos carriles por mano. La razón de utilizar en un principio desde la Avda Gral. Paz, calzadas con mayor capacidad, es que esta vía de enlace es la arteria frentista de varios establecimientos industriales, destacándose la importante planta construida recientemente por la Empresa Mercado Libre.
Por otra parte, la conexión con la Avda Boulogne Sur Mer habilita un acceso directo al Mercado Central; precisamente en el cruce ambas avenidas se ha diseñado una rotonda para operación del tránsito a flujo libre.
Sector 2
Este tramo corre paralelo en parte al predio del antiguo Balneario La Salada. El mismo es un espacio verde con abundante arboleda, tal vez lo único que ha permanecido de este histórico paisaje que atraía multitudes para disfrutar de sus grandes piletas de aguas saladas, en los días calurosos del verano porteño. Lamentablemente, por razones de distinta índole (el predio era propiedad privada), no ha sido posible rescatar este lugar para uso de la Comunidad. En la Figura N° 5 se tiene una fotografía de una antigua estatua de la Diosa Venus, que adornaba con su presencia el parque de entrada al Balneario.
Recordar esta historia no intenta el plantear recuerdos nostálgicos de un pasado distante, sino por el contrario, la necesidad de alertar sobre la necesidad de cuidar los espacios públicos y optimizar los recursos disponibles en el Uso del Suelo. A este respecto se plantea que precisamente del otro lado del Río en la Localidad de Lomas de Zamora, existía también un espacio de características similares: Villa Albertina, que fue oportunamente rescatado, cediéndose una parte para uso deportivo y recreación al Club Los Andes, mientras que un sector de mayor superficie, se conservó bajo administración de la Comuna para uso público y preservación de dos de las antiguas grandes piscinas.
El Proyecto a partir de aquí tiene una disposición con dos carriles por mano hasta la Ruta Provincial 4 y se considera la construcción de un puente de vinculación para el cruce de un arroyo, que corre detrás del predio La Salada. A partir de este punto, el camino se transforma en una calzada frentista de un sector urbanizado y que se constituirá en una salida al Barrio existente denominado José Hernández, que como varios núcleos habitacionales del Partido de La Matanza son islas urbanas; esta obra constituye una verdadera solución para dar un franco y libre acceso a la Comunidad residente en el lugar.
El diseño de las calzadas en este sector está limitado al escaso espacio disponible respecto al emplazamiento de las viviendas existentes, lo que ha conllevado la necesidad de adaptarse a estas circunstancias y a fin de dar un marco de seguridad vial a la zona, el camino tiene un desarrollo sinuoso de forma tal de limitar la velocidad de desplazamiento del tránsito, tal como puede observarse en la Figura N° 7.
A su vez frente al predio de AYSA también se conserva el diseño en Boulevard, pero las calzadas han sido desplazadas en una parte, lateralmente de forma tal de generar un espacio frente al río, destinado a un parque recreativo con servicios varios, entre otros, bicisendas recreativas, sendero aeróbico, etc.
Continuando el avance, se alcanza el antiguo curso del Río Matanza, que a partir de este punto se mantiene en su forma original, corriendo en un tramo en forma paralela a la rectificación del Riachuelo. Para salvar este curso de agua se propone en el proyecto, la construcción de un puente según se grafica en la Figura N° 10.
Sector 3
Aquí se plantea un problema que ya es habitual con los límites del territorio de las administraciones comunales, en que la frontera como en este caso, está en la antigua traza del Riachuelo, pero un área urbana quedó encerrada en la ribera del curso rectificado cuya infraestructura es la que tiende a delimitar las jurisdicciones. Aquí, los 1330 metros del camino recorren la geografía del Partido de Lomas de Zamora y es la calzada frentista del Barrio Esperanza.
Se mantiene el diseño de dos carriles separados por un boulevard de 5 metros, pero si bien se continúa con la bicisenda y sendero aeróbico, no existe espacio para destinar a un parque público. La finalización de la traza se plantea como un empalme simple con una de las calzadas de Ruta Provincial 4, de diseño temporario, dado que sería necesario encarar un proyecto de un distribuidor de tránsito con cruces a distinto nivel, teniendo en cuenta además la futura continuación del Camino de Sirga a lo largo del tramo rectificado del Riachuelo.
Esto es un aspecto que debe llamar la atención en relación a la urgencia que implica la necesidad de hacer uso las áreas próximas al río para la apertura de la red vial, ya que las sucesivas ocupaciones irregulares en predios próximos a las riberas, por personas que se establecen mediante la construcción de viviendas precarias, hacen difícil luego encarar emprendimientos como el aquí descripto. Véase el ejemplo de la Ciudad de Buenos Aires que aún no ha podido completar la apertura del camino perimetral, a pesar del enorme esfuerzo que viene realizando en obras de infraestructura en las inmediaciones de la Villa 21–24.
Que todo sea para mejor.
Hasta la próxima.