vial@editorialrevistas.com.ar

“Argentina ahora cuenta con la posibilidad de tener acceso más activo a una institución global”

El Lic. Miguel Ángel Salvia, recientemente nombrado vicepresidente de la PIARC (Asociación Mundial de la Carretera), dialogó con Vial y expresó sus sensaciones al ser el primer especialista argentino en asumir ese cargo y representar al país. Además, comentó en detalle la historia de esta organización, cómo trabaja a nivel mundial y el papel que ocupa Argentina dentro de la misma.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

El Lic. Miguel Ángel Salvia, recientemente nombrado vicepresidente de la PIARC (Asociación Mundial de la Carretera), dialogó con Vial y expresó sus sensaciones al ser el primer especialista argentino en asumir ese cargo y representar al país.  Además, comentó en detalle la historia de esta organización, cómo trabaja a nivel mundial y el papel que ocupa Argentina dentro de la misma.

En 1909 se creó la Asociación Mundial de la Carretera (PIARC, por sus siglas en inglés) con el objetivo de fomentar el intercambio de conocimientos y técnicas sobre las carreteras y los transportes. En la actualidad, reúne a las administraciones de carreteras de 121 gobiernos y cuenta con miembros individuales, empresas, instituciones y organizaciones en más de 140 países.

¿Cómo nació la PIARC y cuál es su relación con la Asociación Argentina de Carreteras?

Lic. Miguel Salvia: La Asociación Mundial de la Carretera es una entidad de países que creció, fundamentalmente en su momento, para fomentar el intercambio tecnológico y de experiencias entre los diferentes países en todo el ámbito del transporte y las carreteras. La Asociación está formada por comités técnicos y comités nacionales. El comité nacional argentino de la Asociación Mundial de la Carretera es la Asociación Argentina de Carreteras (AAC). Se trata de una entidad que regula tanto al sector público como al sector privado y a un conjunto de instituciones.
La AAC lo que debe hacer es generar comités nacionales “espejos” de los comités técnicos internacionales para diseminar y difundir la información. Es decir, que un conjunto de profesionales del sector público y del privado participen en estos comités “espejos” para darle toda la información que se puede producir y diseminarla por los sectores que tienen que ver con el tema y acercar nuevos puntos de vista que surjan de la realidad argentina.
¿Qué se determinó en la última Asamblea General de PIARC?

M.S.: En la Ciudad del Cabo, se celebró la reunión del Consejo Directivo que es algo así como una asamblea de todos los miembros de la PIARC. En ella, se eligió al nuevo presidente para el próximo año: el Ing. Claude Van Roten de Bélgica, que, en su momento, fue director de Carreteras de Bélgica y Director del Instituto de Investigaciones de ese país. En esta asamblea, también se eligieron los 25 miembros del Comité Ejecutivo, repartidos entre las diferentes regiones del mundo. Y al finalizar la reunión, el Comité eligió los presidentes de la asociación en la cual, el caso particular de la Argentina, adquirió a partir del 1° de enero del próximo año y por cuatro años la vicepresidencia de la institución, que recae en mi persona.
El presidente electo cuenta con el apoyo de tres vicepresidentes: uno por Asia, que fue elegido el Ing. Shigeru Kikukawa de Japón, otro por África, que fue elegido el Ing. Diallo Cheick Oumar de Malí, y en representación de América, yo que sería el vicepresidente de Argentina. Este esquema se adoptó en los últimos 15 – 20 años. En el caso particular de la Argentina, la elección de mi persona como vicepresidente nos llena de orgullo porque nuestro país es miembro de la Asociación desde 1913. Hace más de 100 años que formamos parte de la asociación y nos enorgullece que esta sea la primera vez que un argentino llega a una vicepresidencia de la institución.

Por otra parte, en la asamblea también se decidieron otras cuestiones referidas a las elecciones de los representantes de los Comités Nacionales, entre los que está la Asociación Argentina de Carreteras, el Consejo Directivo y los representantes de los miembros del Comité Ejecutivo de la asociación. Asimismo, durante el encuentro, además de tratar el estado del plan estratégico que la asociación viene desarrollando hace años, se trataron los estados de asociación patrimonial y de funcionamiento de los países miembros y se discutió una nueva política comunicacional más activa sobre sector.
Como todos los años, en las reuniones anuales se eligió un tema. En este caso, fue el uso de la tecnología aplicado al uso de la seguridad vial. Doce países expusieron lo que está pasando en sus territorios sobre los problemas en esta temática y cómo pueden aplicar tecnología al servicio de la seguridad vial.

¿Cómo influye en nuestro país que un argentino esté a cargo de la nueva vicepresidencia de la Asociación Mundial de Carreteras?

M.S.: En principio hay que tener en cuenta que nuestro país va a compartir la conducción de esta institución mundial que tiene un plan estratégico labrado. Se trata del sexto plan estratégico donde se definen las acciones a realizar para los próximos cuatro años. La Asociación aplica esos planes estratégicos y participa de las diferentes actividades que en el mundo se desarrollan en cuanto al conocimiento de la tecnología y de las experiencias de la vialidad del transporte. Por supuesto, nuestra vicepresidencia también se encargará de asistir al presidente en las diferentes cuestiones haciendo foco central en nuestro continente y participará en los distintos temas que se van a desarrollar a lo largo de estos cuatro años en las regiones del mundo y en las actuaciones de los Comités Técnicos que la asociación posee.
La AAC apostó, desde hace muchos años, al mejoramiento de la calidad de nuestro sistema de transporte y de carreteras. Esto es muy importante porque nosotros creemos que es trascendental que aumentemos la cantidad de caminos, pero queremos que sean caminos de buena calidad, tanto en su ejecución como en su operación. En ese sentido, ya hace varias décadas apostamos a tener el intercambio más amplio posible, aprendiendo por un lado, sobre temas que ocurrieron y ocurren en el mundo y, por otro lado, al tener la posibilidad de ser partícipes de la conducción nos permite poner en carpeta temas muy importantes que nos interesen a nosotros y que tal vez no sean de interés total del resto del mundo. Entonces, de alguna manera, podemos capturar la tecnología innovadora que existe en el mundo, evaluar si es que somos capaces de desarrollarla y diseminarla en nuestro país o en nuestro continente. Además, el hecho de posicionar en la PIARC temas de interés para nuestro país nos da la posibilidad de que sean estudiados por técnicos especializados en los Comités Técnicos. De esta manera, podríamos tener mayor acceso a novedosos saltos tecnológicos en cuanto al planeamiento y construcción de las carreteras y sobre todo el sistema global de transporte.

¿Cuál es la mayor preocupación actual de la PIARC?

M.S.: Cuando la Asociación Mundial de la Carretera surge, allá por 1909, la preocupación era la aparición de un nuevo modo de transporte que era el automóvil y con él surge la inquietud de cómo generar los caminos por donde debería transitar. Entonces, durante algunas décadas, toda la discusión era sobre los contenidos y métodos de construcción y las formas de planificación de los medios de transporte. Esta perspectiva fue cambiando porque, después de la Segunda Guerra Mundial, las preocupaciones pasaron por reconstruir las rutas en Europa. Además, comenzó un nuevo desarrollo económico mundial que requería cada vez más importancia de las carreteras. Por un lado, porque el ferrocarril tuvo un declive, producto de sus propias rigideces, y por otra parte, porque hubo un incremento muy importante del transporte por carretera y del hábito de viajar por ruta.
Desde entonces, se produce un cambio, que se dio en los últimos 40 años en los cuales hoy seguimos discutiendo y debatiendo. Esto tiene que ver con el modo en que se construyen las carreteras y los túneles, cómo se planifica todo ese trabajo y cómo se evitan riesgos. Entonces, ahí surgen temas vinculados con el transporte sustentable, con la vialidad urbana y el transporte urbano que está en alto crecimiento. En los últimos 30 años fue muy importante la aparición del tema de los riesgos ambientales, la inserción de todas estas obras y explotaciones dentro de una política ambiental que beneficie a toda la población de la tierra. También, en las últimas dos décadas, el cambio climático influye sobre el sistema de transporte en general y el sistema de carreteras en particular.

¿Cuáles son las particularidades de cada región?

\"\"

M.S.: La particularidad de cada región tiene que ver con el desarrollo económico de las mismas. Entonces, el beneficio que apareja pertenecer a una institución mundial, es la posibilidad de escuchar diferentes tipos de opiniones y aprender unos de otros y ver que las situaciones hay que encararlas con la particularidad de cada región, pero con criterios estratégicos generales. Para todas las regiones del mundo está implícito el objetivo estratégico de la seguridad vial. La Asociación, durante varias décadas, fue parte y es consultor de las Naciones Unidas para este tema vinculado al transporte y en particular al tema de la seguridad vial en el sentido de desarrollar políticas activas.

¿Cómo actúa la PIARC frente a la creciente urbanización?

M.S.: El desarrollo de la motorización productiva de los últimos años y el de la urbanización es una tendencia mundial. El Banco Mundial y todas las instituciones plantearon la necesidad de una acción estratégica por parte de la Asociación. Entonces, establecieron un conjunto de Comités Técnicos que van a estudiar temas en profundidad y que van a producir informes, manuales que sean accesibles para todo el mundo. También llevarán a cabo la confección de algunos estudios particulares de la situación de cada una de las regiones. La Asociación genera un gran marco de conocimiento del que podemos aprovecharnos entre todos los que estamos en este sector del transporte y la carretera, de forma tal, que podamos acelerar los saltos de calidad.

¿Cómo será la participación de la Argentina en la Asociación?

M.S.: En los últimos años, la Argentina tuvo una participación activa de diferentes miembros y comités técnicos que con mucho esfuerzo participan, ya sea viajando y reviendo los comités o participando de los seminarios que cada Comité Técnico realiza. Incluso, ahora con los medios de videoconferencias estamos teniendo una actividad activa que implica tener menos viajes que en el pasado. La Asociación tiene un total de 16 comités técnicos que están compuestos por personas del sector público como del sector privado. Los organismos viales tienen la posibilidad y la obligación de participar, en particular la Dirección Nacional de Vialidad, para obtener información y conocimientos técnicos con la presencia activa de profesionales sea del sector público y del sector privado.
La participación argentina fue creciendo. En nuestro último Congreso Mundial, que fue en Seúl, hubo una gran cantidad de trabajos presentados por argentinos y aspiramos a que, tanto el sector público como el sector privado, tengan una participación activa en esto porque en realidad toda esta necesidad que Argentina tiene de mejorar la calidad de su red de transporte y de su red de carreteras en particular, tiene que ver con la posibilidad de cómo trasladamos ese conocimiento que está en el mundo, a las ejecuciones concretas que deben hacerse en nuestro país. Este es el gran desafío que debe enfrentar la Argentina. Ahora cuenta con la posibilidad de tener acceso más activo a una institución global del cual es muy factible que podamos conseguir más información y desarrollos y aprender para dar los pasos necesarios para tener un mejor sistema de transporte y de carreteras.