Caminos Rurales: «Toda la provincia está en jaque»

Entrevista al Sr. José Alfredo Pizone, vicepresidente de la Cámara de la Piedra de la Provincia de Buenos Aires.

  • ¿Cómo considera que es la actualidad de los caminos rurales en la provincia de Buenos Aires?
    Sr. José Alfredo Pizone:
    Si hablamos de actualidad de los caminos rurales en la provincia de Buenos Aires, debemos decir que en la gran mayoría ostentan un estado deplorable. La Provincia tenía en épocas pasadas un sistema de consorcios camineros administrados por privados que conservaban los caminos y permitían su circulación.
    Esto generaba que los establecimientos agropecuarios podían estar habilitados para que las familias de empleados y/o propietarios vivieran en ellos.
    Destruidos y eliminados los consorcios, como así también el FFCC por una política errónea e interesada del Estado, los caminos se tornaron intransitables y los pueblos de la Provincia perdieron conectividad.
    Si vemos un mapa ferroviario de la Provincia allá por los años ´70 veremos las líneas totalmente entrelazadas y conectadas. Hoy, prácticamente, tenemos dos líneas troncales sin comunicaciones laterales de ninguna especie.
    Se perdió toda la conectividad de los pueblos con sus cabeceras y desaparecieron las vías férreas.
    Esto que se repite en todo el país, que en su momento poseía más de 45.000 km de vías. Puede llegar a ser, si se lo midiera como corresponde, una de las estafas más grandes que sufrió la Argentina, sin haber caído la culpabilidad en nadie, ni hacerse responsable de sus consecuencias.
    Llevado a la Provincia, sin FFCC y sin caminos, quedaron cientos de pueblos aislados y la producción del interior de la misma sin poder ser trasladada en tiempo y forma. Si a esto le sumamos el tema social y de salud, armamos un combo completo, que por ahora no vislumbra solución alguna.
  • ¿Cuáles son las zonas más afectadas o que necesitan más atención?
    J.A.P.:
    Creo que toda la Provincia está el jaque. Hablamos en general de la necesidad de un aumento en las exportaciones y es conocido que la Argentina produce alimentos para más de 10 veces de su población, productos de fácil comercialización a nivel mundial, por lo que si en una provincia como la de Buenos Aires, existiera conectividad total y sin trabas, seguramente la producción Agrícola y Ganadera aumentaría fácilmente un 20%.
    Esto sin poner en la balanza que seguramente con caminos y FFCC, muchas industrias podrían radicarse en pueblos del interior generando una enorme demanda de mano de obra. Todos sabemos que el costo de radicar una industria en los pueblos del interior es mucho más económico que en las grandes ciudades.
    Lo más importante es que estaríamos revirtiendo la tendencia creciente de los últimos 80 años del éxodo hacia los grandes centros poblacionales.
    La Agro Industria tendría enormes posibilidades de desarrollarse en donde se generan sus insumos. Esto no es un invento mío, ni una expresión de deseos; es lo que ocurre un cualquier país, con los notables recursos como el nuestro.
    La Provincia tiene regiones en donde por su tipo de suelos es más complicado el mantenimiento, como por ejemplo toda la cuenca del salado, y otros, como las zonas serranas, en donde las bases de los caminos están más consolidadas. Pero es tal el deterioro de los caminos rurales que todo está colapsado.
    La Provincia tiene caminos rurales provinciales y municipales, y acá, al no haber un plan integral se hace más difícil el manejo y la conservación de los mismos.
    Políticas erróneas y destructivas a través de los años han dejado a infinidad de municipios sin la maquinaria necesaria para el mejoramiento y mantenimiento de los caminos.
  • ¿Qué trabajos se realizaron en los últimos años y qué mejoras produjeron?
    J.A.P.:
    En relación a mejoras, en los últimos 30 años, es muy poco lo que puede decirse. Desde que desaparecieron los consorcios camineros y se cerraron los ramales ferroviarios, todo ha sido retroceso y tiene una explicación clara. El cierre del FFCC trajo como consecuencia el uso desmedido de todos los caminos internos de la Provincia, con el agravante que el transporte por camiones trae aparejada una enorme informalidad en el kilaje de las cargas, entonces imaginen que en vez de transitar cargas autorizadas del orden de los 30.000 Kg lo hacen con 45/50.000 Kg o más. Y esto no hay camino que lo soporte. Por eso digo que todo es retroceso: sin mantenimiento, sin FF.CC, sin control de carga. Y acá tienen un rol fundamental las Vialidades y los Municipios que no controlan y en muchos casos, se prestan a la instalación de centros de recarga en donde se violan todas las reglamentaciones.
  • ¿Qué obras son las más necesarias?
    J.A.P.:
    Es un largo y arduo trabajo, la Provincia tiene alrededor de 150.000 km de caminos rurales. Repito, es de tal importancia para el futuro, que me animo a decir que hoy debería ser el gran plan para la Provincia de Buenos Aires y para realmente generar el cambio de la matriz productiva. Acá debemos hacer interactuar todas las variables, a saber: propongo que se arme una matriz de caminos existentes y todas sus conexiones, digamos de 50.000 Km.
    Desarrollemos nuevamente todas las líneas troncales de FF.CC en la provincia y sus conexiones importantes.
    Modifiquemos urgentemente el código, para que los sobre kilos no sean una contravención, sino un delito penal, ya que el que lo incurre, está atentando contra un bien de la Nación/Provincia/Municipio.
    Instrumentemos la creación de los consorcios camineros en una interacción conjunta entre la actividad privada y el Estado ya sea Provincial o Municipal. Armemos un plan a desarrollar en 5 años. Es perfectamente posible conseguir financiación de Bancos de Fomento Internacionales, ya que esto, no sólo tiene un sentido de mejora productiva, sino una enorme implicancia social y laboral. Esta inversión no tendría costo para la provincia, ya que los aumentos de productividad de todo tipo pagarían con creces la inversión.
  • ¿De cuánta inversión estamos hablando?
    J.A.P.:
    Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta los valores que se licitan actualmente estas obras, la inversión de la Provincia para 50.000Km durante 5 años rondaría los U$S 2.500.000.000. Como dije anteriormente, tomando créditos a largo plazo la inversión se paga sola.
  • ¿Qué rol cumplieron las canteras en cuanto al mantenimiento de estos caminos? ¿Cuánta piedra fue donada y cuántos caminos fueron mejorados?
    J.A.P.:
    La Cámara de la Piedra de la Provincia de Buenos Aires, por iniciativa propia de un grupo de Canteras integrantes de la misma y con el aval de la Federación Argentina de la Piedra, firmó un acuerdo con la Provincia, con la Dirección de Minería, Educación y Agraria para aportar material en forma gratuita en diferentes Municipios, privilegiando las necesidades de las Escuelas y Centros de Salud.
    El plan fue instrumentado para demostrar que se pueden mejorar accesos claves para la educación y la salud. Así fue que se trabajó con más de 10 Municipios y se mejoraron más de 500 Km de caminos que hoy están totalmente transitables. Algunas canteras siguen hoy aportando en lugares claves donde se necesitan terminar obras de acceso.
    Durante el año 2019, se llevaron a cabo en la Provincia varios seminarios en donde se explicaba y se aportaban datos técnicos sobre las formas de mejorar los caminos rurales. Estos seminarios, organizados por la Revista Vial, tuvieron también la participación importante de Vialidad Provincial a través del aporte y dedicación del Ing. Bernardino Capra y su equipo. A pesar de eso, algunas canteras continúan hoy aportando a Municipios que solicitan ayuda con un fin específico.
  • ¿Aún tiene vigencia ese programa? ¿Se continúa trabajando en conjunto con la Secretaría de Minería de la Provincia de Buenos Aires?
    J.A.P.:
    El acuerdo firmado con la Provincia venció el 31/12/2019 y no fue continuado. Sin embargo, la Subsecretaría de Minería conoce el tema y hemos seguido trabajando en conjunto para implementar desde los Municipios planes de mejoramiento de caminos rurales. La Provincia ha anunciado la implementación de ayuda a los Municipios para caminos por un monto inicial que supera los $ 1.000.000.000.
    Por otro lado, dentro del presupuesto del año, la inversión sería de $ 6.500.000.000 para la mejora de 1200 Km de caminos. Esto representa, aproximadamente, $ 5.000.000 por Km realizado y dentro de esas pautas hoy hay 25 Municipios con licitaciones en marcha, cada una de ellas del orden de los 15 a 45 Km.
    Esto se refleja, en el llamado a licitación de un número importante de tramos, que se están licitando entre agosto y septiembre de 2021.
    Sin embargo, esto responde a lo que cada Municipio estime necesario, pero no a un Plan Integral Provincial que mejore conectividades e interacciones con municipios vecinos.
  • ¿Qué balance hace del trabajo realizado en los últimos años?
    J.A.P.:
    Como balance digamos que el objetivo de las entidades empresarias ha sido en gran parte logrado. Hoy el tema está sobre la mesa, vigente y con esperanza de una importante continuidad. Esto fue el esfuerzo de muchos años e inversiones importantes realizadas por la actividad privada, desde las canteras, para demostrar la necesidad y la importancia de llevar adelante un Programa Integral.
    Casi todo nuestro programa fue para poner en uso posible los accesos a unidades escolares las cuales eran inaccesibles.
  • ¿Cómo ve el futuro de estos caminos? ¿Cuál sería el rumbo a seguir?
    J.A.P.:
    El futuro depende de la voluntad estatal, nosotros dimos el puntapié inicial, pero es obligación del Gobierno Provincial desarrollar un programa integral que aparte de la puesta en valor de los caminos contemple definitivamente su posterior mantenimiento, teniendo en cuenta en forma primordial los controles del tránsito sobre los mismos.