Contratos y Protocolos BIM: El mundo que se aproxima

Durante los últimos años se produjeron enormes fracasos en diversas implementaciones BIM, tanto en obras públicas como privadas. Hoy es posible afirmar que el motivo principal fue no disponer de un set de especificaciones técnicas que definan claramente cómo debe ser el modelo BIM y cuáles son los requisitos necesarios para que esta tecnología sea completamente útil y rentable.

A continuación, se detallan dos de las variables que debe incluir el Protocolo:

1)-El modelo que se desarrolle debe poder acompañar al proyecto a lo largo de toda su vida útil y atravesar las instancias de proyecto, mantenimiento, licitación, construcción, seguimiento, aprovisionamiento, gerenciamiento y comercialización sin la necesidad de rehacerlo u otorgar explicaciones sobre el motivo por el cual el mismo no es viable para una etapa determinada.

Se requiere entonces, un Protocolo que exija a quien desarrolla dicho modelo, aquello que éste debe tener desde su génesis y que determine claramente todas las características necesarias de manera que el mismo pueda acompañar al negocio hasta el final de la vida útil del proyecto y sin contratiempos. Para lograr tal fin se requiere sólo un 5% de trabajo adicional. De lo contrario, el owner deberá invertir una enorme cantidad de dinero y tiempo para rehacerlo al 100% consecutivamente en cada nueva instancia.

2)- El Protocolo debe asegurar que la estructura de datos del modelo, la forma de dividirlo, organizarlo, alojarlo y ponerlo a disposición del mundo permita, a través de una nube gratuita, definir claramente flujos de trabajo que garanticen que en cada instancia todos los actores dispongan la información online, actualizada y sin versionado: “Un gran equipo multidisciplinario trabajando de manera sincronizada, online, y colaborativa sobre un proyecto único con distintos sets de documentaciones y cómputos para distintas áreas, que respondan automáticamente y de modo instantáneo a cualquier cambio que se genere en el mismo”.

Hoy los modelos BIM acompañan al negocio hasta el final de la vida útil. Por tal motivo, el Protocolo debe tener un concepto sistémico y trabajar sobre una visión macro de los procesos de comunicación entre los muchísimos actores que intervienen, a fin de  poder abarcar conceptualmente todas las etapas.

Una vez definidos los alcances y las responsabilidades de cada uno de estos actores y especificados los procesos, sus input y output, las fuentes de información, metodologías y los distintos modos de contratos pertinentes, el negocio comienza a ser más estratégico, seguro, medible y trazable. La manera más eficiente de lograr los objetivos es incluir estos Protocolos en las contrataciones de modelos BIM. Por tales razones, el requerimiento de utilizar los modelos ya no se debe a los estudios de arquitectura o las constructoras, sino a los propietarios, owners y comitentes en general.

Hoy el requerimiento BIM se debe a aquellos responsables del negocio y a quienes sufren los prejuicios de la ineficiencia que genera un modelo incorrecto. Sin embargo, también parte de quienes se benefician si protegen sus intereses mediante un Protocolo.

Actualmente se solicita realizar un BIM y se entrega un documento que funciona como una verdadera constitución que fundará las bases y establecerá las normas de la eficiencia para cada proyecto a modo de habilitación de rentabilidad y concepto. Es por ello que ponemos a disposición de la Comunidad Profesional, BIM Managers, y especialmente los owners, el resultado de muchísimos años de estudio, la experiencia adquirida en implementación de metodologías BIM en diversas empresas, y de haber modelado millones de metros cuadrados de proyectos que atraviesan desde la instancia de proyecto hasta la de mantenimiento sin solución de continuidad. (Link de descarga: http://www.protocolobim.com). Asimismo, otorgamos un set de protocolos como nunca antes habían sido desarrollados y que seguramente perdurarán por mucho tiempo. El mismo aplica para proyectos de cualquier índole, para interactuar con la nube y asegurar el flujo BIM dentro de un negocio que el mercado reconoce como 7D.

Las tres dimensiones XYZ, su vinculación con sistemas Project (4D), la vinculación del modelo con sistemas de Costos (5D), su relación con herramientas de sustentabilidad (6D) y la vinculación con sistemas de Mantenimiento o Facility Management (7D).

Esta herramienta conceptual y gratuita elimina la subjetividad de apreciaciones personales que no hayan sido pensadas desde un principio y para todo el ciclo de vida. Se trata de un protocolo diseñado para poder trabajar con equipos de gente y computadoras con capacidades que se encuentren fácilmente en el mercado, y con una enorme inteligencia embebida en los procesos. Es un documento completo y coherente que requiere de cada uno de sus artículos a fin de asegurar el resultado.

En Miller&Co estamos convencidos de que el diseño de una empresa adaptada a estas características tiene como socios naturales, además de la capacitación y la Tecnología Informática (TI), al BIM, un proceso de implementación y un protocolo. El último cuenta con el potencial para cambiar radicalmente la manera en que la que el trabajo puede llevarse a cabo, sosteniendo y soportando los procesos interfuncionales, afectando las formas tradicionales de documentar, controlar, coordinar y comunicar.

Aquellos que diseñen o rediseñen sus empresas explotando las capacidades de BIM dentro de un Protocolo pensado y ordenado, alcanzarán a través suyo muchas de las ventajas competitivas buscadas.

Es importante mencionar que estamos a disposición global para cualquier consulta sobre los motivos de cada una de las cláusulas y de qué manera se vería fuertemente afectado el resultado frente a un cambio o supresión de alguna de las mismas.