«La educación depende del camino rural»

La Sra. Alicia Fregonese explicó los motivos por los cuales muchos niños atraviesan dificultades para acceder a las escuelas rurales. Además, señaló qué medidas se encuentran promoviendo a fin de erradicar esta problemática.

-¿Cuál es la situación actual de las escuelas rurales?

Sra. Alicia Fregonese.: Las escuelas rurales están caracterizadas por la baja matrícula debido a que se encuentran en zonas aisladas carentes de caminos óptimos que les imposibilitan el acceso a los niños. Hoy no contamos con estadísticas que arrojen la cantidad de días que asisten. Esa es una de las grandes problemáticas que observamos. Al mismo tiempo, en 2010 se llevó a cabo un relevamiento a partir del cual se construyó un mapa de accesibilidad que actualmente se está actualizando, pero aun no existen datos concretos.

-¿Cuántos caminos de tierra tiene Entre Ríos?

A.F.: En Entre Ríos existen aproximadamente 25.000 kilómetros de caminos de tierra y 700 escuelas rurales, lo cual representa un porcentaje alto.

-¿Las escuelas hospedan a los niños?

A.F.: Existen dos tipos de ruralidad: la dispersa y la agrupada. En 2010 el Ministerio de Educación comenzó a trabajar la modalidad rural y a partir de entonces, se crearon agrupamientos de colegios con un objetivo pedagógico: que aquellas con una distancia considerable tuvieran la posibilidad de unificarse y trabajar en conjunto. De ese modo, la labor es más eficiente y logran superar el aislamiento. Analizamos en qué medida es posible contar con una escuela a la cual los niños puedan ir y volver a sus casas diariamente; que hospede a los niños todos los días; una de alternancia; o de muy baja matrícula. El Operativo Aprender llevado a cabo en 2017 arrojó mejores resultados en el nivel de educación primario en las escuelas rurales que en las urbanas, y la brecha en el secundario continúa disminuyendo porque existe un mejor clima escolar y las familias están más involucradas.

-¿Qué medidas se encuentran promoviendo?

A.F.: Se promueve la formación docente en la didáctica del plurigrado. Esta medida es muy eficiente porque los niños van adquiriendo conocimientos entre ellos mismos y el docente trabaja en conjunto con sus alumnos. Sería ideal que suceda lo mismo con las escuelas urbanas, ya que se produjo un fracaso en la educación en general. No hay que subestimar a las rurales; los docentes se desempeñan con mucho sacrificio. Nosotros tenemos que encargarnos de que los caminos se optimicen para que tanto maestros como estudiantes puedan concurrir. Es fundamental ofrecerles a los jóvenes las herramientas necesarias para que luego puedan desarrollar su proyecto de vida. Para tal fin deben gestionar Nación, Provincia, los municipios y la Comunidad Rural.

Hace tres meses Corrientes inauguró un ciclo básico plurigrado con una matrícula de 23 niños. Las familias del pueblo inscribieron a sus hijos y hoy son 40 los alumnos. Creció porque existe una oferta. La educación es la base del desarrollo sustentable y el único modo de lograr igualdad de oportunidades, independientemente del lugar de residencia. En esa línea, la Ley Nacional de Educación se refiere a la necesidad de que las familias de la Comunidad Rural se integren a este objetivo.

-¿Cuáles son las características de una población rural?

A.F.: El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) considera población rural a aquella que se encuentra en un territorio abierto, cuya cantidad de habitantes es menor a 2.000. Según este criterio, el 90,9% de las poblaciones son urbanas, y sólo el 9,1% es rural. En el marco del Operativo Aprender, el Ministerio de Educación realizó una tabla que señala las diferencias entre la ruralidad dispersa y la agrupada. Las provincias de La Rioja, Catamarca y La Pampa poseen mayor ruralidad agrupada, lo cual es importante para la educación, ya que cuando existe ruralidad dispersa, las escuelas funcionan deben hospedar a los niños. El 40% de las poblaciones son agrupadas y el 60% dispersas. Ese es un dato fundamental para diseñar las políticas públicas de educación.

-¿Qué beneficios se observaron a partir de los cambios en la ruralidad?

A.F.: La ruralidad se fue modificando a lo largo de los años y esos cambios significaron diferentes tipos de producción, mayor intensificación de procesos, tecnología, y consecuentemente, la transformación de los espacios rurales y la estructura social. Debemos pensar de qué manera podemos contribuir a la optimización de esa ruralidad de la cual todos dependemos.

-¿Cuántas unidades de servicio existen en los distintos niveles de educación?

A.F.: Según datos relevados en 2016, existen 7.679 unidades de servicio en el nivel inicial y 144.400 alumnos, lo cual significa que se está cumpliendo de manera exitosa la inclusión. En cuanto al primario, actualmente hay 10.557 unidades de servicio y 486 alumnos; y en el secundario, 3.500 unidades de servicio. El ciclo básico cuenta con 1.145 y el orientado con 2.223. Todavía hay una brecha: la falta de una oferta educativa que pueda atender la demanda insatisfecha. Debemos recuperar a esos jóvenes que abandonaron la escuela por la falta de caminos, entre otros motivos.