vial@editorialrevistas.com.ar

\»El cliente hoy confía en Tecnus\»

Vial entrevistó a Mario y Santiago Nuñez, fundadores y líderes desde hace más de 14 años de Tecnus SRL, la empresa que brinda tecnología para la industria del hormigón elaborado y soluciones eficientes a sus clientes.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

 

Luego de trabajar en empresas del rubro, hoy colegas, los hermanos Nuñez decidieron independizarse. Por eso, en el año 2001, en plena crisis económica y política del país, comenzaron a trabajar por su cuenta brindando servicio técnico y solucionando diversos problemas a distintos clientes. \»Nacimos como una empresa de servicio post venta y en función de eso fabricamos equipos móviles\», explicó Mario Nuñez, socio gerente de la firma. \»Acá el cliente tiene el 100% de la prioridad\», agregó su hermano Santiago.
Tecnus SRL, es una empresa familiar dedicada a la fabricación de maquinarias para la elaboración de hormigón. Su producción está orientada a constructoras y hormigoneras que desean aplicar el servicio de entrega de hormigón en la misma obra. Desde la provincia de Córdoba, Argentina, centra sus esfuerzos para brindar la mejor asistencia y asesoramiento profesional, con la provisión del equipamiento y la tecnología necesaria que el mercado requiere.

¿Cómo nació Tecnus?

Mario Nuñez (MN): En el año 2001 nos independizamos y en junio del 2003 fundamos Tecnus S.R.L. En pleno 2001 ocurrió un problema con un equipo instalado en una minera muy importante, actuamos en consecuencia y eso generó una excelente relación mas allá de lo profesional. Al momento de independizarnos, esta persona nos llamó y nos ofreció la primera propuesta de trabajo en nuestra nueva era.

Santiago Nuñez (SN): Nuestra historia tiene varios ribetes. Siempre hicimos toda la parte de servicio. Nos abocamos en el cliente para darle una solución. Entonces, empezamos a comprar máquinas, reponerlas y venderlas. Y un día pasamos por un galpón y decidimos alquilarlo. Era muy grande para llenarlo, pero a los tres meses ya estaba lleno. Ahí empezamos a reparar y a fines de 2006 a fabricar nuestra primer TM30.
¿Cómo surgió el nombre?

MN: Básicamente TEC es por técnica y tecnología. Y NUS por Nuñez. Lo pusimos con s, porque con z no sonaba bien.

A partir del 2006, entonces experimentan un cambio.

MN: Exactamente. Después de seis meses de proyecto, en el mes de septiembre, pusimos en marcha nuestra primer TM30, y le dije a Santiago: si vendemos una máquina más de acá a fin de año, será grandioso. Y vendimos seis. Fue el anuncio del éxito de este equipo.
Y en realidad, la TM30 surgió a través de la necesidad de un cliente que nos pidió que le diseñemos un equipo para hacer una línea de tensión de 600 km de largo. Ese tipo de maquinarias no existía en el mercado.

Y allí comenzó un gran crecimiento empresarial.

SN: Lo que pasa es que hay varias etapas de Tecnus. El crecimiento se fue dando de forma gradual y creo que lo mejor que supimos hacer es controlarlo. El crecer desmesuradamente, a veces te juega en contra. Es como una criatura, si te crece mucho la cabeza, no tenés cuerpo para sostenerte. Los crecimientos tienen que ser controlados. Entonces arrancamos con lo que sabíamos hacer, que era la parte de servicio.

¿Cómo se definen como empresa?

SN: Nos caracterizamos siempre por ser innovadores. De hacer las cosas de una manera diferente. Y para eso tenés que tener dos temas: estar libre de cabeza y estar muy cerca del cliente para saber cuál es la necesidad. Le damos mucha importancia a la parte del servicio técnico y a la asistencia, porque ese es nuestro sensor para saber cuál es la necesidad del cliente. Y éstas  cambian permanentemente. Además, hay muchos rubros dentro del hormigón y cada uno tiene distintas necesidades. Esas son las bases de nuestros clientes. Esa es la consigna.

Tecnus SRL brinda diferentes tipos de servicios: técnico, como chequeo integral, calibraciones, puestas en marcha y equipos especiales; asesoramiento en compra/venta de equipos, en distintas tipologías de obras, equipamiento necesario, optimización de rendimientos y en transporte de equipos especiales; y reparaciones integrales y/o particulares con transporte al lugar de obra.

¿Cuáles son sus principales clientes?

MN: Tenemos de todo. Al cliente hormigonero, a las constructoras y a los municipios. Estos últimos, crecieron muchísimo en obras públicas. Antes, una localidad chica, no tenía la posibilidad de hacer una inversión de una planta con mixer. No se justificaba, pero tenían que hacer la obra, por lo tanto con una inversión menor y ante la falta de un privado, los municipios se animan. Sobre todo por los mixer de 4 m³, los cuales llevan una inversión mucho menor con la unidad motriz (camión simple eje). Los pueblos del interior, se encontraron en los últimos años, con un caudal de ingresos importante, gracias al campo y eso se tiene que ver reflejado.

Los equipos que producen ¿son para toda Latinoamérica?

MN: Sí, es un equipo para Latinoamérica. No es un equipo para los grandes centros de consumo.
Es para poblaciones de hasta unos 80.000 habitantes y en Latinoamérica existen muchas y alejadas de los grandes centros.
Consideramos que tiene el mismo derecho a una buena calidad de dosificación tanto el que vive en el gran centro como el que lo hace en una población pequeña.

Y en la Argentina, ¿venden en todo el país?

MN: Sí, en todo el país. Pero, por ejemplo, no es un equipo para vender en Capital Federal, por ser un gran centro de consumo y tener una demanda de hormigón importante que está muy bien cubierta por empresas hormigoneras que tienen una gran flota de camiones y te llevan el producto hasta la puerta de tu casa. La mayoría del interior no es Buenos Aires, es otra realidad.

¿Y tienen distribuidores?

MN: Tenemos representantes en Cuyo y el Noroeste argentino y en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Todos ellos cuentan con un servicio profesional y un stock de repuestos.
Hay que tener en cuenta que nacimos como una empresa de servicio post venta y en función de esa experiencia hicimos una vasta gama de equipos sumamente móviles.
No hicimos lo que normalmente se hace del lado del negocio, para que me llames cada vez que precises mover el equipo. No funcionamos así. Si vos tenés que mover muchas veces el equipo, yo te capacito para que lo puedas mover solo. Es más, el software tiene un sistema de mantenimiento que te avisa qué tenes que ir haciendo de acuerdo a las horas de uso y los m³ utilizados.

Claro, tienen mucha experiencia en el servicio post venta…

MN: El cliente hoy confía en Tecnus. Pero originariamente confiaba, en los hermanos Nuñez. Al principio, el que estaba en la calle era yo, haciendo las puestas en marcha y distintos servicios. Entonces me tenían focalizado como el solucionador de problemas. Eso fue lo que nos pasó. El cliente confió en Mario y Santiago Nuñez. Hoy confía en nuestra empresa, pero seguimos teniendo ese trato, el personal. Es muy importante para nosotros el trato personalizado.
¿Trabajan en asfalto en frío también?

MN: Recién empezamos a trabajar para la incorporación del asfalto en frío. Estamos con las primeras muestras. Porque hay una cuestión muy simple: hoy el negocio es el hormigón, pero qué pasa si mañana cambian las condiciones. ¿El cliente tiene que tirar todos los equipos y comprar uno nuevo? No, la idea es que esa persona, con complementos, pueda usar toda la parte de la dosificación para adicionar todos los módulos de asfalto en frío y comenzar a fabricarlo.
Entonces con el mismo equipo va a poder hacer las dos cosas, hormigón y asfalto en frío.
SN: Partimos siempre de un concepto laxo, donde vos podés ir agregándole cosas para hacer a tu equipo lo más versátil posible. Que tenga más de una posibilidad de hacer. Siempre vas a necesitar una dosificación.
MN: Siempre, hagas lo que hagas,  tenés que partir de una buena dosificación. Sino, lo más probable es que empieces a tener problemas.

¿Cómo funciona la dosificadora?

MN: Te lo llevo a la cocina: le ponés tanto de harina, huevo, leche, etc. Todo lo metés adentro de la batidora, que sería el mixer. Éste lo bate y es el hormigón que después va a la bomba. Si vos no tenés antes de ese mezclado, una etapa previa de un buen dosificado, pasás a tener problemas en la bomba.
SN: Esa misma dosificación te permite hacer fideos, pan, pizza y torta. Esto es igual. El concepto es el mismo. Y la dosificación te garantiza la medición. Es más precisa.

¿Y el equipo remite informes?

MN: Sí, ponés conectar tu teléfono con internet a la máquina y elegís si querés que te mande un mail o un sms. Podés manejarlo por el celular, la tablet o la computadora. Y también podés decidir el tiempo entre cada reporte.
SN: Queremos las cosas sencillas. El cliente no precisa un sistema que le reporte cada dos minutos, lo que necesita es saber el consumo. Tenemos que darle la cantidad de información justa, sólo los reportes que le hagan falta, por eso debe ser sencillo. Vamos hacia esa parte de la tecnología.

PLANTA DOSIFICADORA: TM 30
Entre las características técnicas que ofrece este equipo, se encuentran:

  • Tolva/balanza de áridos construida en chapa 3/16 acero 1.010 con tres compartimientos de accionamiento independientes a través de sistema neumático, con capacidad de 10.000 Kg. de peso, capaz de dosificar hasta 4 m³ por cada batch. Íntegramente montada sobre celdas de carga de primera calidad.
  • Cinta bastonada de 24” para transporte del material a la carga del mixer/motohormigonero, con motor trifásico de 10 hp y reductor pendular.
  • Balanza de cemento de 3.000 Kg de capacidad montada sobre celdas de carga de primera calidad. Tornillo de cemento de carga al mixer de 220 mm de diámetro con un largo de 8.000 mm.
  • Sistema de agua compuesto por: tanque de 900 lts de capacidad, bomba de agua de 3 cv, con válvula de corte y antirretorno. Sistema de lectura a través de caudalímetro lanza impulsos de 11/2”.
  • Sistema de transporte compuesto por un eje de 3.000 Kg de capacidad, cubiertas 215/80/16, sistema de luces reglamentarias y perno de enganche.
  • Sistema neumático compuesto por un compresor de potencia de 3cv de calidad comprobada, filtro regulador y lubricador del sistema, electroválvulas y cilindros neumáticos de primera calidad.
  • Tablero eléctrico/electrónico, de comando automático, con una capacidad de carga de 20 fórmulas distintas y ejecución de batch a través de panel central o de control remoto (opcional).

Sus principales ventajas son:

  • Posee una tolva/balanza con sistema de pesado a través de celdas de carga en cualquiera de sus balanzas intervinientes (áridos, cemento, aditivos opcionales). Al contar con este sistema, la planta trabaja por descuento o sea que comienza el ciclo siempre cargada con los materiales a dosificar y, con todos los elementos cargados, recién autoriza el ciclo solicitado.

La TM30 cuenta con un sistema automático con registro de 20 fórmulas y ciclos de hasta 4 m³.

  • Cuenta con un comando por control remoto así el operador de la pala puede ser plantista y mixero a la vez.
  • En la parte cemento, se puede trabajar con bolsas, bolsones o bien mediante un tornillo de 4 mts de largo con silo, ya sea fijo o móvil.
  • La instalación de la TM30 es sumamente sencilla. Contando con una pala lleva 2 hs de montaje y la base solo requiere un compactado, ya que distribuye en cada una de sus patas solo 4 kg/cm².
  • La altura de carga a la tolva/balanza de áridos es de 2,7 mts. Con lo que teóricamente no harían falta rampas de acceso, pero igualmente se recomienda unos 50 cm. de rampa en sus tres frentes de carga.
  • La TM30 está desarrollada para ciertas tipologías de obras, con la opción de transformarla en una planta elaboradora colocándole nuestro módulo de mezclado con hormigoneras de 1 m³. Este módulo permite que la TM30 pueda ser usada para cargar motohormigoneras (dosificadora), o bien hormigón ya elaborado (elaboradora) en volquetes, camiones volcadores, sistemas productivos, baldes de hormigón, etc.