“Es imprescindible la planificación de las acciones en el tránsito en los próximos dos años”

Entrevista al Ing. Oscar Fariña.

-En estos 25 años, ¿cómo considera que evolucionó el tránsito en la Ciudad de Buenos Aires?

Ing. Oscar Fariña: En el análisis de esta problemática debe considerarse a la Ciudad dentro del territorio de la Región Metropolitana, por el intercambio cotidiano de enorme magnitud en cuanto a la circulación del tránsito que se desarrolla día a día entre las distintas jurisdicciones comunales a lo largo de los principales Corredores Viales. No obstante, Buenos Aires es la más alterada en el ingreso diario, tanto de automóviles como de pasajeros, que se suma al movimiento propio de la misma. En este contexto, se observa un incremento notable en los niveles de tránsito, dicho esto en forma extraoficial, ya que no se cuenta con publicaciones específicas, tal como era de práctica años atrás, donde VIAL publicaba el denominado Índice de Tránsito.

Como concepto general, se puede decir que cuando la demanda de los coches supera a las posibilidades de la infraestructura viaria, se tiene lo que se denomina congestión que implica que el tránsito se detiene, avanzando menos vehículos, por lo que se incrementan las demoras. Un estado aún peor a éste, se denomina colapso, en el que se detiene prácticamente toda la circulación y resulta muy difícil sacar a los vehículos del área afectada. Estas situaciones se observan ya sea en determinadas horas del día, en ciertas vías de comunicación, en barrios delimitados o en algunas circunstancias, siendo múltiples las causas que las provocan. Si se descartan del análisis los múltiples y desconcertantes cierres de las calles por manifestaciones de protesta o por obras en la vía pública, algunas de las cuales podrían parecer como irrelevantes, tal el caso de poda de árboles o reparación de aceras, hay dos factores trascendentes que deben ser tenidos en cuenta hacia el futuro. Uno de ellos es que progresivamente se fue reduciendo el espacio de las calles para uso del tránsito general, coches, motos, vehículos de carga y colectivos (aquellos que se desplazan fuera de los circuitos del Metrobus), priorizando en forma desmedida lo que se denomina movilidad sustentable, a lo que se suman los sectores de ampliación de los locales gastronómicos y otros usos, hacia la vía pública en tiempos del Covid. El otro factor es el estacionamiento explosivo de vehículos en infracción en la vía pública, sin que exista un control para sancionar racionalmente las mismas.

– ¿Qué obras fueron fundamentales y cuáles considera que faltarían?

O.F.: La Ciudad ha desarrollado muchas e importantes obras, por lo que solo cabe plantear una sincera felicitación a las autoridades del Gobierno, aunque pareciera hasta contradictorio que con semejante nivel de inversión pública se observen los problemas descriptos precedentemente. Dado que sería injusto enumerar las obras fundamentales en materia de tránsito, omitiendo varias de ellas, por razones de síntesis mencionaré sólo cinco de ellas: Paseo del Bajo, elevación en viaducto de las vías del ferrocarril San Martín y del Mitre donde conjuntamente se hicieron numerosos túneles para anulación de pasos a nivel ferroviarios, Metrobus en los distintos corredores, el ensanche de la Avda. Paseo Colón y numerosos emprendimientos para uso compartido de las calles para vehículos y peatones.

En cuanto a las obras que deberían encararse, si bien son muchas, seguiré el criterio anterior y mencionaré sólo cinco de ellas:

  1. El Soterramiento del Ferrocarril Sarmiento. Esta obra inter jurisdiccional está siendo desarrollada por el Gobierno Nacional, pero su suspensión implica la continuidad de operación de numerosos pasos a nivel que son una de las principales causas del colapso del tránsito en barrios como Caballito, Flores, Floresta y Liniers.
  2. Completar el camino de Sirga del Riachuelo.
  3. Continuar con la obra de elevación en viaducto del Ferrocarril Belgrano Sur hasta Constitución.
  4. Completar el ensanche de la Avda J. B. Alberdi entre Avda. Carabobo y Avda. Perito Moreno.
  5. Continuar el Subterráneo de la Línea H hasta Estación Sáenz.

– ¿Qué tecnologías fueron implementadas y cuáles considera que son necesarias?

O.F.: La Ciudad siempre estuvo a la vanguardia con las tecnologías de control del tránsito y de alguna forma fue desarrollando los lineamientos operativos de los sistemas que fueron adoptados en las principales ciudades del país.

Es destacar dispone de un conjunto muy grande de cruces semaforizados, del orden de los 4000 cruces, lo que obliga a un esfuerzo de mantenimiento y consecuentemente con ello a una permanente renovación de los equipos técnicos en operación en la vía pública. Esto ha venido ejecutándose en sucesivas etapas, por lo que merece destacarse la actuación de los funcionarios intervinientes.

Entre las acciones llevadas a cabo se destacan, además, la implementación de un nuevo sistema adaptativo de control de tránsito en la señalización luminosa de la Avda. del Libertador y la puesta en marcha del Centro de Gestión Integral de la Movilidad (SGIM), desde donde se supervisan los distintos equipamientos de operación inteligente del tránsito.

¿Cómo ve al futuro del tránsito de CABA?

O.F.: En función de lo expuesto, se entiende imprescindible la planificación de las acciones a encarar en los próximos dos años, teniendo en cuanta a todos los actores que intervienen en la operación del tránsito, ya que el esfuerzo en inversiones que se lleva a cabo exitosamente en la materia, se ve enfrentado a permanentes situaciones de colapso, incompatibles con una urbe moderna como Buenos Aires.

Finalmente, si bien puede parecer redundante, es aconsejable que previo a cada obra importante que se anuncie, se presenten los estudios de impacto vial y ambiental pertinentes que garanticen los adecuados resultados de dichos emprendimientos.