vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

La cuenca Matanza Riachuelo otra vez en la mira

Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

Representantes de la Autoridad del Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR), de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA ), y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, participaron de un coloquio organizado por el Foro de la Ingeniería. Se trató específicamente la planificación territorial de la cuenca Matanza-Riachuelo en el marco del Plan de Saneamiento.

Con la presencia de más de 40 ingenieros y con la coordinación del Ing. Pablo Bereciartua y del Ing. Máximo Fioravanti, miembros de AySa, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y ACUMAR, hicieron sus diferentes presentaciones en el marco de un nuevo encuentro del Foro de Ingeniería. Los temas abordados giraron en torno a la problemática de la planificación urbana, la contaminación ambiental y las mejoras necesarias en la cuenca Matanza-Riachuelo.

 

PRESENTACIÓN DE AYSA
El Ing. Oscar Vélez, director de AySA, fue el encargado de abrir el coloquio sobre los avances en las obras en la cuenca La Matanza-Riachuelo.
“AySA comienza sus actividades en el 2006, y ya en el 2007 tenía en su Plan Director las obras para la cuenca La Matanza-Riachuelo. Nosotros tenemos una acción civil en el lugar dónde están concentradas casi el 85% de las actividades de la cuenca”, agregó. Además, explicó que para AySA, desde el punto de vista del tratamiento y de la posición de los afluentes, no hay una sola cuenca, sino varias.
La primera obra a la que se refirió es el colector margen izquierdo con la Planta de Tratamiento y el Emisario Riachuelo. “Esta es una obra que eliminará alrededor de 10 estaciones de bombeo, lo que facilitará que frente a cortes de energías, las estaciones de bombeo cloacales vuelquen a un pluvial y caigan al Matanza-Riachuelo”, dijo el Ingeniero. “Por otra parte, este conector pasará por debajo de los pluviales que tiene la ciudad de Buenos Aires, por lo tanto va a capturar, en tiempo seco, los caudales que los llevan”, agregó.
La obra del Emisario, que está en los inicios de la su ejecución, fue financiada por el Banco Mundial. La Planta de Tratamiento se licitó con fondos del Gobierno Nacional. Esta, se encuentra con contrato firmado. La orden de inicio estaba supeditada al inicio del conector del margen izquierdo y del emisario. “Es así porque la Planta de Tratamiento tiene un plazo de ejecución mucho más corto que el conector margen izquierdo y que el emisario. No podemos conducir los afluentes si no tenemos la planta de tratamiento y viceversa”, aclaró Vélez.
Otra de las obras, que ya ha sido puesta en marcha y que forma parte del sistema Riachuelo, es la Planta de Tratamiento de Berazategui. Esta es una planta de gran porte y puede tratar 32 m3 por segundo. “Recientemente abrimos la licitación para una nueva estación de bombeo y un nuevo emisario que reemplazaría al emisario actual. Estimamos que estará adjudicada en los próximos 90 días y que se iniciará en el primer trimestre del año que viene”, adelantó.

 

OBRAS DEL PLAN DIRECTOR
Dentro del Plan Director de AySA, se incluyó la planta Lanús, que no estaba prevista. “Al separar todos los afluentes del aglomerado de la Capital Federal y parte del aglomerado que tenía un sistema de posición único hacia Berazategui en dos sistemas que le da mucha más flexibilidad, se previó que con el sistema de margen izquierdo se interceptaban 10 m3 de las cloacas máximas que iban a Berazategui. Por lo tanto, nivelan en Berazategui y en el sistema de transporte desde el Riachuelo para acá nivelan 10 m3”, detalló el ingeniero. Y añadió que al atrasarse esta obra y al tener la capacidad de las cloacas máximas prácticamente saturadas, tuvieron que llamar a licitación. Hoy, la planta Lanús está en plena ejecución. Su habilitación está pensada para el primer trimestre del 2015. “Es una planta para alrededor de 60.000 habitantes y es una solución inmediata para la población de Lanús”, sostuvo.
Por otro lado, manifestó que la Planta de Fiorito ya está en ejecución. Si bien, al principio ocurrieron algunos inconvenientes con los estudios del suelo que demoró el sistema de sustentación y la revisión del cálculo de la estructura, ese tema ya fue resuelto y hoy se estima que esa obra estará en operación a fines del 2015. “Es una planta que beneficiará a 100.000 habitantes y tiene posibilidades de ampliación de otro módulo que estamos estudiando”, expresó.
Con respecto a la Planta del Jagüel, esa obra ya se habilitó y se duplicó su capacidad. Hoy está en plena operación y desde AySA se le está solicitando al Banco Mundial destinar una parte del préstamo a la ampliación de otro módulo, ya que su extensión de red y conectores va muy rápido.
“Con esto podríamos decir que las obras de infraestructura que previó AySA en su Plan Director están todas ejecutadas, en desarrollo o próximas a realizarse. Algo para destacar es que ninguna obra de infraestructura superará el año 2020”, precisó.

 

LA IMPORTANCIA DE LA INFORMACIÓN ACTUALIZADA
Luego de hablar de todas las obras que conformar el Plan Director de AySA, el Ing. Vélez resaltó la importancia de la recolección de información en forma permanente y explicó que desde la empresa cuentan con un equipo de trabajo que está midiendo la velocidad y la dirección de las corrientes. “En nuestra Web están en forma continua todos esos datos para que su uso”, dijo.
Para cerrar, indicó que AySA realizó un convenio con la UBA, porque contaba con un estudio muy importante sobre Matanza-Riachuelo y eso contribuía, de alguna forma, a la remodelación edilicia. “La idea es empezar a mirar al río desde el frente y no desde la espalda como lo estamos mirando desde hace muchos años”, concluyó.

 

 

 

GOBIERNO DE LA CIUDAD
Como representantes del Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad, se hicieron presentes el Secretario de Planeamiento, Héctor Lostri y el subsecretario de Proyectos, Jorge Sábato.
Lostri hizo referencia a un área de la cuenca que tiene características distintas a las del resto de la cuenca y en porcentaje es muy pequeño en términos territoriales, pero la dinámica social y económica es muy alta. “Nuestro marco normativo es el Plan Estratégico que tiene la Ciudad, el Plano Urbano Ambiental y el Modelo Territorial. Estos son los tres instrumentos de planificación que utilizamos”, alegó.
“El modelo territorial está enmarcado en una política hasta el año 2050- 2060, pero por las características que tiene, hay hitos concretos que se pueden medir en el corto plazo”, explicó y dio como ejemplo la característica de los residentes de la zona sur de la ciudad. “Ésta es sumamente estática, es decir, que la gente que vive allí, trabaja en el mismo lugar. No se mueve. Eso es lo que queremos revertir”, subrayó. El desafío del Gobierno de la Ciudad es disociar la cuenca hídrica de la cuenca productiva, ya que no cuentan con actividades económicas asociadas a la cuenca hídrica.
“En la cuenca La Boca-Barracas, primero se está sacando la matriz de ruptura de cargas de Barracas y en los próximos cuatro o cinco años se termina de consolidar en un predio de ruptura de cargas en lo que era el lateral del Parque Roca. Eso lo que va a posicionar es un montón de vacíos con características distintivas en la zona de Barracas”, contó el Secretario.
“En la Boca se está comenzando con el distrito de las artes, que tiene una característica en esta zona, igual que lo tuvo el distrito tecnológico, que la situación del catastro es completamente distinta a otras zonas. Entonces, permiten grandes localizaciones económicas asociadas al arte que serían imposibles en el resto de la ciudad”, resaltó y manifestó que “no consideramos que el Riachuelo sea el sur de la ciudad, sino que es la bisectriz del área metropolitana”.

 

EL DESAFÍO DE LA VILLA OLÍMPICA
En Soldati y en Villa Riachuelo lo que se encuentra es una destrucción asociada al suelo. La gente no considera a esos lugares como lugares con aspiraciones, es por eso que toma como opción la migración hacia otro barrio.
“La mayor dinámica social, se encuentra en este sector de la ciudad, que empuja para arriba. Lo que nosotros queremos, es que este territorio contribuya con otros sectores de clase media que tienen demanda contenida. Por ende, el desafío es re significar este territorio con la Villa Olímpica”, describió y completó: “La Villa Olímpica es una parte muy pequeña de un proceso de urbanización del Parque de la ciudad, el Autódromo, el Parque Roca y el Campo de Golf en esa zona”.
“Para nosotros el Riachuelo, desde nuestra ciudad, es un margen de agua para contemplar y para amortiguación de residentes” enfatizó Lostri y contó que el camino que están planteando apunta a ese objetivo, pero que les falta conectividad.
“Este es un territorio negado desde hace 50 años, independientemente de su nivel de contaminación. Lo que nosotros creemos es que hay que conectar por lo menos con el mismo nivel de permeabilidad que tiene la General Paz”. Especificó que hay una gran oportunidad para generar algún módulo de transporte público intermedio entre este sector de la ciudad y cualquier borde para los dos lados. Por último, hizo hincapié que “es una oportunidad que existe y que más allá de algunas remodelaciones, la cuenca está en condiciones para mover flujos de personas y de mercadería”.
Luego de su presentación, fue el Arquitecto Jorge Sábato, quien dio a conocer que en el marco del equilibrio y según lo que marca el Plan Urbano del área norte y sur de la Ciudad, “venimos desarrollando todas las obras de mejoras de los corredores viales transformándolos, en la medida de lo posible, en corredores ambientales, desde el norte hacia el sur y desde el sur hacia el norte”.
“Una de las primeras cosas que hicimos, fue el mejoramiento de la avenida de los Patricios, que estaba muy degradada de ingreso y egreso. Esta ya es una obra terminada”, remarcó y certificó que esta mejora produjo una revitalización en el área. Además, definió que el final de todo esto era el puente que tienen proyectado, el Roca-Patricios, que conecta la Ciudad de Buenos Aires con el partido de Avellaneda, “pero esto lamentablemente fue amparado y todavía están tratando de destrabar la situación”. No obstante, en el transcurso de estos años, “revitalizamos otros puentes existentes y puesto en valor y en funcionamiento muchos de los que se usan para la conectividad entre las áreas metropolitanas”, expresó.
Dentro de lo que son las comunas que componen esta cuenca, se encuentra la Comuna 4. Allí han estado realizando todo lo que es el tramo la autopista “Dique Cero”, que es un tramo de conectividad muy importante y que hasta hace muy poco era un área de circulación de camiones.

 

ACUMAR Y SU TAREA CONSTANTE
El Ing. Oscar Deina, presidente ejecutivo de ACUMAR, fue quien ofreció la presentación. ACUMAR nació en 2006 con una ley del Congreso Nacional y se potencia en el 2008 con el fallo de Mendoza contra el Estado. A partir de ahí, se elabora una programa que es el Programa Integral de Saneamiento Ambiental. Ese programa se basa fundamentalmente en demandas judiciales y tiene que desarrollar una cantidad de acciones anuales. “Nosotros tenemos algo muy particular y es que la cuenca está dividida en tres partes. La cuenca baja, altamente industrial y con muchas problemáticas; una cuenca media con cuestiones más rurales; y una cuenca alta prácticamente rural, con otro tipo de complejidades y características. Remarco esto porque conlleva a varios actores y eso implica abordarla de distintas miradas”, continuó. Luego, indicó que son dos los cometidos que tiene ACUMAR: uno es mejorar la calidad de vida de los pobladores que están al lado del Riachuelo; y el segundo es el saneamiento del río.
El ingeniero hizo referencia que hoy no cuenta con suficiente información para saber cuándo estará saneado el río, pero cree que debe establecerse una línea de base. Y parte de esa línea tiene que ver con las obras de infraestructura. “Gran parte de la carga básica que tiene el Riachuelo, es el componente cloacal, y la única forma de absorberlo es haciendo obras que impidan que eso lo cargue”, subrayó e indicó que esas obras tienen un plazo de cinco años.
Otro componente de contaminación son los residuos sólidos urbanos. “Hay muchas acciones en curso, que tiene que ver con la limpieza de los márgenes que antes no se hacía, pero aun así todavía sigue habiendo una gran descarga de residuos sólidos urbanos”, afirmó. “Lo que significa que falta mucho por hacer y tiene que ver con obras que nos permiten de alguna manera mejorar”, continuó.
Por otro lado, está el tema industrial. Si bien se ha mejorado mucho, todavía hay problemáticas para resolver con el afluente y su contaminación. “Nosotros consideramos que más allá del volumen de la represa, lo que tenemos que garantizar es un mínimo de cantidad de acciones y discusiones con muchos sectores para ver cómo son esos parámetros y esos indicadores”, planteó.
“Este año hemos trabajado muy bien, con constancia, con los distintos distritos, con distintas áreas de los Ministerios y en definitiva lo que se va pudiendo ver es que a partir de resolver las lógicas de las diferentes problemáticas es mucho más fácil avanzar en esto”, confirmó el especialista.
Para cerrar, resaltó la importancia de la construcción de 14 unidades sanitarias fijas a lo largo de toda la cuenca y también de dos centrales móviles que van rotando. Lo cual hace que haya un monitoreo de salud muy grande a lo largo y ancho de la cuenca. “Esa información que nos provee salud sirve también para darle solución a algunas cuestiones que, a veces, se resuelve de manera mucho más simple”, concluyó.

El Foro de la Ingeniería conforma un ámbito de debates, consensos y generador del protagonismo de los ingenieros con vocación de aportar soluciones a problemas socio-económicos y tecnológicos que contribuyan al bien común, donde la infraestructura y su gestión son factores significativos.