Manual de Seguridad Vial de PIARC. Parte 1

El siguiente informe es un resumen de la parte 1 y parte 2 de la MSV.


El nuevo Manual de Seguridad Vial (MSV) fue diseñado para ayudar a los países en cada etapa del desarrollo de sus infraestructuras para cumplir los objetivos de seguridad vial y está alineado con los pilares clave del Decenio de Acción de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial 2011-2020:

Pilar 1: Gestión de la Seguridad Vial.
Pilar 2: Movilidad y Carreteras Más Seguras.
Pilar 4: Usuarios de Carretera Más Seguros.

Este recurso integral se basa en la amplia gama de conocimientos y experiencia proporcionados por PIARC en la primera edición. Incluye una nueva forma de pensamiento sobre la seguridad vial y ofrece un argumento claro sobre por qué adoptar un enfoque de Sistema Seguro es crucial para su país. El enfoque del Sistema Seguro apunta a un sistema de carreteras más tolerante que tenga en cuenta la falibilidad y la vulnerabilidad humanas. Bajo el enfoque de Sistema Seguro, todos (agencias públicas, fabricantes de automóviles, usuarios de la carretera, funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y otros) deben compartir la responsabilidad de los resultados de seguridad vial.
PREÁMBULO
Según estimaciones, los accidentes de tránsito causan cada año en el mundo 1.24 millones de muertes y hasta 50 millones de heridos graves, y más del 90% de los accidentes fatales ocurren en los países de ingresos bajos o medios (PBMIs).
El reconocimiento de este problema llevó a la declaración del Decenio de Acción para la Seguridad Vial (2011-2020) de las Naciones Unidas, cuyo ambicioso objetivo es estabilizar y posteriormente, reducir los niveles previstos de accidentes mortales en el mundo. El presente Manual para la Seguridad Vial es una contribución de la Asociación Mundial de la Carretera (PIARC) al Decenio de Acción de las Naciones Unidas.
Uno de los principales requerimientos mundiales es la mejora de los resultados de la seguridad vial, mediante el fortalecimiento de las capacidades en todo el sistema de gestión de la seguridad vial. En los últimos años, se ha producido una variedad de guías para las intervenciones y la gestión de la seguridad vial, pero es necesario unas directrices más avanzadas sobre elementos específicos, en particular respecto de la planificación, el diseño, la explotación y el uso de la red vial. Esta tarea requiere el examen y la comprensión de las necesidades de la seguridad vial en los países de ingresos bajos, medios y altos, así como una información técnica exacta, exhaustiva y de fácil acceso.
Además, las organizaciones internacionales identifican el Sistema Seguro como un enfoque de buenas prácticas para la gestión de la seguridad vial, tanto de manera provisional como en el largo plazo y alientan su adopción en todos los países. El enfoque de Sistema Seguro se fundamenta en los buenos resultados obtenidos de los enfoques anteriores y fomenta la innovación y la adopción de tecnologías basadas en principios de seguridad actualmente consolidados.
Las próximas etapas de la seguridad vial suponen un desafío para los responsables y profesionales en este campo en todo el mundo. Este Manual ofrece a los encargados, tanto del establecimiento de políticas de seguridad vial como a los que las aplican, diferentes maneras de establecer, fortalecer y consolidar sus esfuerzos para alcanzar estos retos en los países de ingresos bajos, medios y altos.
El presente Manual es una actualización y una re-concepción completa de la primera edición del Manual sobre la Seguridad Vial (MSV) de la Asociación Mundial de la Carretera (PIARC) publicada en 2003, con el fin de alinearlo con los objetivos del Decenio de Acción y el enfoque de Sistema Seguro en la gestión de la seguridad vial. En él se aúnan las directrices de PIARC con aquellos establecidos por otras organizaciones internacionales.
El Manual fue diseñado para ser un documento de referencia sobre el estado del arte internacional, exhaustivo y como herramienta “viva” que permita a cada país alcanzar sus objetivos principales. Su intención principal es guiar la gestión de la planificación, el diseño, la explotación y el uso seguro de la red vial en los países de ingresos bajos, medios y altos. El manual destaca los marcos políticos y de gestión que son eficaces, y las referencias técnicas aplicables, y también ofrece directrices generales para la gestión de actuaciones de mejora.
ORGANIZACIÓN Y MAGNITUD DE ESTE MANUAL
El Manual se compone de las tres partes:
PARTE 1: PERSPECTIVA ESTRATÉGICA MUNDIAL.
Esta parte ofrece una perspectiva estratégica mundial del alcance del problema de la seguridad vial y de los desarrollos críticos que influencian los enfoques actuales de gestión en función de los resultados y que forman la base de las directrices (lineamientos).
• El Capítulo 1: .Dimensiones del problema de la seguridad vial
• El Capítulo 2: Desarrollos críticos en seguridad vial.
PARTE 2: GESTIÓN DE LA SEGURIDAD VIAL
Esta parte proporciona lineamientos para la gestión de la seguridad vial y pone las bases para alcanzar mejoras específicas, utilizando estrategias, programas y proyectos orientados a resultados.
• El Capítulo 3: El sistema de gestión de la seguridad vial.
• El Capítulo 4: El enfoque del Sistema Seguro.
• El Capítulo 5: Para una gestión y un uso eficaces de los datos de seguridad.
• El Capítulo 6: Objetivos, estrategias de inversión, planes y proyectos de seguridad vial.
PARTE 3: PLANIFICACIÓN, DISEÑO, OPERACIÓN Y USO DE LA RED VIAL.
Esta parte proporciona una guía detallada para los planificadores, los encargados del establecimiento de políticas, ingenieros y otros profesionales en la gestión de la intervención para la planificación de seguridad, diseño, la operación y uso seguro de la red de carreteras:
• El Capítulo 7: Roles, responsabilidades y desarrollo de políticas y programas presenta lineamientos.
• El Capítulo 8: Diseño en función de las características del usuario vial y de su cumplimiento de las normas.
• El Capítulo 9: Gestión de la seguridad de la infraestructura: Políticas, normas, lineamientos y herramientas contiene.
• El Capítulo 10: Evaluación de los riesgos potenciales e identificación de problemas.
• El Capítulo 11: Selección y priorización de la intervención.
• El Capítulo 12: Monitoreo y evaluación de la seguridad vial.

PERSPECTIVA ESTRATÉGICA MUNDIAL

  1. DIMENSIONES DEL PROBLEMA DE LA SEGURIDAD VIAL
    MENSAJES PRINCIPALES

    • Las lesiones por accidentes de tráfico son un enorme problema de salud pública al nivel mundial. La rápida motorización en los países de ingresos bajos y medios (PBMIs), así como la baja calidad de la seguridad de los sistemas de tráfico y la falta de capacidad institucional para manejar los resultados, contribuyen a la creciente crisis.
    • Más de 1.24 millones de personas mueren cada año en las carreteras del mundo, muchas otras sufren discapacidad permanente, y entre 20 y 50 millones sufren lesiones no mortales. Estas ocurren principalmente en los PBMIs, entre los usuarios más vulnerables y además involucran a los ciudadanos más activos del punto de vista socio-económico.
    • En lo que respecta a los niños, las lesiones por accidentes viales son una de las principales causas de mortalidad en el mundo, y en 2010 fueron la principal causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años. En ausencia de una acción urgente, se prevé que las lesiones por accidentes de tráfico serán la 7a causa principal de muerte en 2030.
    • En términos socio-económicos, numerosos países en el mundo pagan un alto precio por la movilidad motorizada. Estimaciones al nivel nacional indican que el valor de prevenir las muertes y las lesiones en las carreteras representa del 1 al 7% del Producto Interno Bruto.
    • Es posible prevenir las muertes y las lesiones graves por accidente vial, mediante una gestión de la seguridad vial eficaz, centrada en los resultados, y dotada de recursos suficientes; de tal manera que sea posible controlar la fuerza de la colisión en los accidentes para que no supere la tolerancia humana a las lesiones graves y mortales.
    • El fin y la estrategia del Sistema Seguro se concentran en proporcionar un sistema de tráfico vial libre de muertes y de lesiones graves. Ello se obtiene tratando los errores y la vulnerabilidad humanas.
    • El Sistema Seguro guía la planificación, el diseño, la operación y el uso del sistema de tráfico de manera que proporcionen la seguridad, a pesar de la falibilidad humana. El sistema reparte la responsabilidad entre todos los elementos del sistema.
    • Prevenir las lesiones por accidentes en las carreteras públicas en el marco del trabajo, es una responsabilidad central del gobierno, de sus agencias y de las empresas, y exige un compromiso y un mando compartidos.
    • La dimensión del reto de la seguridad vial y la diversidad de los efectos de las lesiones por accidente de tráfico ponen de relieve la importancia de explorar las sinergias con otros objetivos y prioridades sociales.
    • El Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de las Naciones Unidas ha sido proclamado e incluye una meta y un plan mundiales ambiciosos para reducir los accidentes de tráfico.
  2. DESARROLLOS CLAVE EN SEGURIDAD VIAL
    MENSAJES PRINCIPALES

    • La seguridad vial es una prioridad urgente para desarrollo mundial, en vista de la creciente crisis humanitaria causada por los accidentes de tráfico en los países de ingresos bajos y medios.
    • En apoyo al Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de las Naciones Unidas, un Plan Mundial fue establecido, con la ambiciosa meta de lograr estabilizar y luego de reducir las tasas previstas de muertes en las carreteras de aquí al 2020. Si esto se logra, el ahorro estimado será de 5 millones de vidas y 50 millones de lesiones graves en el mundo.
    • Las organizaciones de desarrollo internacional involucradas en transporte y salud están impulsando el cambio de paradigma hacia la naturaleza ética del objetivo y de la estrategia del Sistema Seguro, que implica la tolerancia cero respecto al tradicional equilibrio entre movilidad y lesiones graves y mortales en accidentes en las carreteras.
    • El Sistema Seguro es considerado como particularmente relevante para los PBMIs, ya que engloba los puntos vulnerables de todos los usurarios de las carreteras. Se alinea con los objetivos de desarrollo internacional y con las políticas públicas de transporte sostenible, de salud y de seguridad en el trabajo, de bienestar para los niños, y de equidad social.
    • Los análisis de la capacidad de gestión de la seguridad vial y las contribuciones al Informe de Situación Mundial (Global Status Report) revelan las debilidades sistémicas en la actividad de seguridad vial de los PBMIs, mismas que deben pasar rápidamente de una débil a una fuerte capacidad de gestión institucional para poder producir mejores resultados.
    • Las agencias de desarrollo internacional hacen hincapié en la necesidad del liderazgo gubernamental a largo plazo. El interés político debe traducirse en ambiciosos objetivos a largo plazo, en el diseño de metas por etapas, y en proveer los recursos humanos y financieros apropiados.
    • En caso de ser necesario, los PBMIs necesitan ser apoyados con un aumento sustancial de la inversión de las agencias de ayuda, con el fin de fortalecer sus instituciones y aumentar la creación y la transferencia de conocimientos. Se han elaborado las recomendaciones y las herramientas para ayudar a la ejecución de las metas de inversión para el fortalecimiento de la capacidad para proyectos del Sistema Seguro.
    • Los profesionales de la seguridad vial de los países de ingresos elevados deberán seguir promoviendo los enfoques basados en el resultado de las experiencias y deberán incluir enfoques innovadores basados en los principios de seguridad tomando en cuenta el ambicioso objetivo del Sistema Seguro.
    • La planificación, el diseño, la explotación y el uso seguros de la red vial son reconocidas como una estrategia fundamental de intervención, y son el enfoque principal de este Manual.
    GESTIÓN DE LA SEGURIDAD VIAL
  3. EL SISTEMA DE GESTIÓN DE LA SEGURIDAD VIAL
    MENSAJES PRINCIPALES

    • Para prevenir las muertes y las lesiones graves por accidentes de tráfico, es necesaria una respuesta planificada sistemática y dirigida por un liderazgo gubernamental responsable y con los recursos adecuados.
    • Los países con las redes de carreteras más seguras han demostrado su voluntad política apuntando a mejores resultados en materia de seguridad vial, adoptando y financiando un enfoque sistemático, basado en el balance de experiencias para la intervención, y asegurando que los acuerdos críticos de organización estén establecidos.
    • Abordar el objetivo del Sistema Seguro, significa un cambio de atención en la gestión de la seguridad vial, desde la prevención de los accidentes hasta la prevención de las defunciones y lesiones graves; ya que todos los seres humanos cometen errores y por consiguiente los accidentes son inevitables.
    • La intervención para mejorar la gestión de la velocidad, la seguridad intrínseca de los vehículos, el entorno de la carretera y la eficiencia del sistema de emergencias médicas, todos estos elementos tienen un papel muy importante que jugar para abordar este nuevo enfoque del Sistema Seguro.
    • Un sistema eficiente de gestión de la seguridad vial comprende tres elementos vinculados: las funciones de gestión institucional, las intervenciones y los resultados. Cada elemento se revisa periódicamente en relación a la práctica internacional exitosa, con el fin de hacer frente a los objetivos desafiantes en el campo de la seguridad vial.
    • Todos los países deberían asegurarse de que un sistema eficaz de gestión de la seguridad vial queda establecido. Los PBMIs deben fortalecer sus sistemas en este campo para tener bajo control a los desafiantes niveles de muertes y lesiones graves, así como lo hacen los PIAs cuando buscan resultados más ambiciosos.
    • Una nueva norma internacional ISO proporciona una herramienta potencialmente importante para las organizaciones de todos los tamaños en el desarrollo de sistemas de gestión de la seguridad vial y para participen a las empresas en materia de seguridad vial relacionada con el trabajo.
    • Algunas cuestiones cruciales son: cómo fortalecer la capacidad mediante reformas institucionales; cómo acelerar la transferencia de conocimientos y aprender de las experiencias pasadas; cómo aumentar la inversión; y cómo ampliar la cooperación internacional y el apoyo sostenido de ayuda al desarrollo a los PBMIs.
    • Las herramientas esenciales de gestión de la seguridad vial son imprescindibles para ayudar a los países, a las organizaciones y a las agencias de ayuda internacional, a fortalecer su capacidad. Las redes profesionales internacionales juegan un papel clave ayudando a acumular los conocimientos y asistiendo en la implementación.
    • Las directrices nacionales perfilan un proceso práctico en dos etapas para los países que deseen mejorar sus resultados. Esto empieza con el análisis de la capacidad de gestión de la seguridad vial y la especificación de una estrategia de inversión que lleve al diseño y a la implementación de un proyecto de seguridad.
    • Para producir resultados rápidos, los programas y proyectos de seguridad vial deben elegir como meta las secciones y áreas de la red de carreteras, donde ocurren las concentraciones elevadas de muertes y lesiones graves y donde se obtendrán las mayores ganancias.
  4. EL ENFOQUE DEL SISTEMA SEGURO
    MENSAJES PRINCIPALES

    • El enfoque del Sistema Seguro es la manera más eficaz de tomar conciencia y responder al riesgo de accidente grave o mortal en una red viaria.
    • Este enfoque se fundamenta en una posición ética según la cual las lesiones graves y las muertes en una red viaria no son aceptables bajo ningún concepto y provee un conjunto de principios de diseño y explotación para guiar las acciones hacia el objetivo a largo plazo de eliminar las lesiones graves y las muertes.
    • El objetivo a largo plazo del Sistema Seguro es la eliminación de fallecidos y heridos graves de las carreteras de un país.
    • Un número creciente de países está adoptando el Sistema Seguro, el cual constituye la base del Decenio de Acción para la Seguridad Vial de las Naciones Unidas.
    • El Sistema Seguro requiere un fuerte liderazgo gubernamental y un fuerte compromiso por parte de una amplia gama de sectores.
    • La principal responsabilidad de la autoridad vial y del resto de los organismos responsables es la de asegurar que los usuarios de las carreteras lleguen a su destino sanos y salvos.
    • El Sistema Seguro se basa en principios bien establecidos de seguridad vial, a saber:
    • la tolerancia conocida del cuerpo humano a las fuerzas producidas en el accidente,
    • los umbrales de velocidad para mantener la energía del impacto de un accidente en niveles que permitan la supervivencia, y
    • la capacidad de los vehículos y una infraestructura tolerante para reducir la transferencia de energía del impacto a las personas en caso de accidente.

La atención a los principales tipos de accidentes que suceden en una red viaria ayuda a identificar el papel y el tipo de actuación para cada elemento del Sistema Seguro. El objetivo es reducir el número de fallecidos y heridos graves en lugar de disminuir el número total de accidentes.
• Se requieren estrategias de actuación en todo el sistema para evitar las muertes y los heridos graves, lo que incluye los cuidados médicos de emergencia a las víctimas de accidentes de tráfico.
• La responsabilidad de conseguir desplazamientos seguros en la red viaria debe compartirse entre los proyectistas, las empresas de conservación y explotación y los usuarios de las carreteras.
• Al contrario del enfoque tradicional en el que la responsabilidad por la seguridad vial recaía en los usuarios, el enfoque de Sistema Seguro obliga a los proyectistas a diseñar un entorno viario seguro y a considerar el sistema en su conjunto como el principal factor de accidentes.
• El diseño y la explotación del sistema deben permitir la tolerancia del error humano cotidiano (del usuario).

  1. GESTIÓN Y USO EFICACES DE LOS DATOS SOBRE LA SEGURIDAD VIAL
    MENSAJES PRINCIPALES

    • Establecer y apoyar de forma continua los sistemas de datos sobre la seguridad vial es fundamental para la gestión eficaz de la seguridad vial en cualquier país.
    • La falta de datos exactos tiene un impacto considerable en la gestión y en la entrega de resultados positivos en seguridad vial. Además, en muchos países es necesario abordar el problema de la infradeclaración. Existen recomendaciones acerca de las maneras de mejorar la exactitud de los datos.
    • Los datos sobre la seguridad se usan para dimensionar el problema de seguridad vial, analizar los problemas, desarrollar estrategias, identificar soluciones, difundir el tema y para el seguimiento y la evaluación.
    • Los datos cruciales sobre la seguridad vial son:
    • la exposición al riesgo (intensidad de tráfico, datos demográficos),
    • los resultados finales (fallecidos y heridos),
    • los resultados intermedios (velocidades medias, instalación y uso de equipamiento de seguridad, nivel de conducción bajo los efectos de alcohol y calidad de la seguridad de la red y de los vehículos).
    • Los países que aún no recopilan estos datos deben iniciar este proceso de manera prioritaria. Mientras tanto, se deberían recabar datos sobre las víctimas por accidente de tráfico y datos de encuestas en las carreteras de alto riesgo (es decir, las carreteras con alta intensidad de tráfico y con un problema conocido de fallecidos y heridos graves).
    • Existen procedimientos detallados sobre cómo establecer y mejorar los sistemas de datos sobre accidentalidad que incluyen la evaluación de las fuentes de datos existentes, el desarrollo de un formulario o parte de declaración de accidente, el compromiso con las partes interesadas, el desarrollo de una base de datos sobre accidentes y el control de la calidad de los datos.
    • La integración de las diferentes fuentes de datos sobre la seguridad puede brindar una comprensión más completa del problema de la seguridad vial y una mejor capacidad para implementar acciones correctivas eficaces.
    • Muchas partes interesadas pueden utilizar datos exactos y exhaustivos sobre la seguridad vial para mejorarla.
  2. METAS, ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN, PLANES Y PROYECTOS DE SEGURIDAD VIAL
    MENSAJES PRINCIPALES

    • Adoptar el objetivo del Sistema Seguro a largo plazo y sostenido por metas cuantitativas a corto y medio plazo permite concentrarse en obtener mejores resultados.
    • La adopción de un objetivo de seguridad vial y de estrategias y acciones para conseguirlo indica la disposición de un país a reducir las tasas de los accidentes graves y mortales que puedan tener lugar en su red viaria.
    • Establecer metas significativas requiere una recopilación de datos eficaz y un análisis del riesgo basado en los datos recogidos.
    • La selección de las actuaciones debería fundamentarse en las pruebas de su eficacia, en la evaluación del posible apoyo del gobierno y de la comunidad y en la capacidad del país para implementarlas.
    • La no implementación de una política o acción (suponiendo que existe conocimiento de ella) a menudo indica una posible dificultad para introducirla. Un examen de la capacidad de gestión de la seguridad vial y la identificación de las carencias que solventar constituyen un primer paso fundamental.
    • La implementación también requiere identificar qué cambios serán necesarios en las actuales prácticas de explotación de los organismos responsables, qué efectos sobre las políticas en otras áreas deberán abordarse y el nivel de capacidad necesario para lograr avances exitosos en la implementación.
    • En los países con ingresos bajos y medios se recomienda encarecidamente como etapa inicial la financiación e implementación de un proyecto piloto que genere esta capacidad de gestión, lo que permitirá posteriormente establecer metas, definir una estrategia o un plan de acción y obtener los resultados seleccionados a medida que los proyectos piloto exitosos se despliegan en todo el país.
    • El proyecto piloto debería:
    -tratar un corredor de alto riesgo con actuaciones por parte de todos los organismos responsables de la seguridad vial,
    -examinar las políticas seleccionadas,
    -establecer los planes de gestión del proyecto, y
    -controlar la evolución de los resultados con el fin de medir los avances.
    • En los países con ingresos bajos y medios, el proyecto piloto permitirá el desarrollo de capacidades dentro de los organismos (es decir, fuertes vínculos burocráticos y políticos; una mejor defensa y promoción del proyecto; el fortalecimiento de la gestión, la dirección y coordinación de la seguridad vial y la obtención de amplios conocimientos técnicos).
    • Las estrategias para las fases posteriores de crecimiento y de consolidación de la inversión deberían basarse en las experiencias positivas de la misma manera que las actuaciones deberían basarse en los datos.
    • Para estas fases de inversión se recomienda establecer metas ambiciosas pero realistas y limitadas en el tiempo. También, será importante llevar a cabo acciones legislativas sustanciales que apoyen el cambio de políticas y formen parte de la estrategia a medio plazo.


NOTA: Para descargar el Manual completo, haga click aquí: https://roadsafety.piarc.org/es/introduccion