“No se trata de volcar asfalto, sino de construir soluciones viales para potenciar el desarrollo productivo”


En alusión al Día del Camino, dialogamos con Gustavo Arrieta, Administrador General de Vialidad Nacional.

-¿Cuál es la actualidad de la Dirección Nacional de Vialidad?
Gustavo Arrieta:
Es una actualidad, activa, saneada y pujante. Tenemos más de 200 obras en marcha en todo el país, considerando las que pudimos reactivar tras saldar la abultada deuda que dejó la gestión anterior y las que iniciamos en estos primeros – y particulares – meses del 2020.
-¿Cuál es el Plan de Infraestructura pensando para esta nueva etapa?
G.A.:
Un plan que se diseña y ejecuta pensando, dialogando y escuchando a todas las comunidades del país. Un plan que lejos del centralismo mega cefálico de otros momentos, se comporta como una verdadera red capilar en todo el territorio. Como les decía, activamos y reactivamos obras en cada una de las provincias, pero obedeciendo a necesidades, sueños y expectativas de los protagonistas territoriales. No se trata ya de volcar asfalto, sino de construir soluciones viales para potenciar el desarrollo productivo, sostener el trabajo y reforzar la seguridad vial.
-¿Cómo afectó la pandemia el trabajo?
G.A.:
En un primer lugar, produjo una lógica reducción drástica de toda actividad. Pasado esos primeros días, emprendimos un proceso de aprendizaje y rediseño de procesos de trabajo que nos permitió retomar e incluso superar el nivel de ejecución de los últimos años. Podríamos decir, que luego de la incorporación casi forzosa de las nuevas modalidades de relacionamiento, hoy en un híbrido de metodología, somos más eficientes que en la pre Pandemia.
-¿Qué obras se han puesto en marcha?
G.A.:
Gracias a la decisión política del presidente Alberto Fernández y la clara indicación de nuestro ministro Gabriel Katopodis, podemos afirmar que desde Vialidad Nacional estamos llevando adelante la ejecución de obras viales en todo el país. Por ejemplo, en Bahía Blanca, comenzamos la pavimentación del alteo de la Ruta Nacional 3, en el acceso a Monte Hermoso.
Sumado a estos trabajos, estamos transformando en autopista la Ruta Nacional 33 entre Bahía Blanca y Tornquist. A su vez, en la provincia de Buenos Aires, seguimos avanzando en la construcción de la Autopista Presidente Perón, que comprende 83 km de autopista, desde el Acceso Oeste en Ituzaingó hasta la Autovía Ruta Provincial 2 en La Plata.
Además, estamos ejecutando distintos frentes de la Ruta Nacional 8, donde se encuentra en marcha la construcción de la Autopista Pilar-Pergamino. Desde el mes de junio estamos llevando a cabo la rehabilitación integral de la Ruta Nacional 188, en las localidades de Pergamino, Rojas y Junín.
Por otro lado, en la Ruta Nacional 7, avanza la transformación en autopista del tramo que se desarrolla entre de Chacabuco y Junín, ubicado en la zona norte de la provincia de Buenos Aires.
Sumado a esto, avanza la puesta en valor del bajo Viaducto La Noria, proyecto que se encontraba detenido desde fines de 2017 y que fue reactivado el pasado 7 de agosto.
En Córdoba, se reactivaron las tareas de un importante tramo de la Autopista San Francisco-Córdoba, que se encontraba con tareas leves desde noviembre de 2019. El segmento tiene una extensión de 34 km y se desarrolla entre Santiago Temple y Río Primero.
Asimismo, inició en septiembre la obra de la autopista entre Río Cuarto y Holmberg, que demandará una inversión de 5.000 millones de pesos. Contempla además la Variante de Holmberg que se unirá con la traza de la actual Ruta Nacional 8, y se configurará con características de autopista, previéndose un distribuidor en la intersección con la Ruta Provincial 35.
La transformación en autopista de los distintos sectores. El proyecto abarca un tramo de 26 km del corredor en el sur de la provincia Ruta Nacional 34 entre el límite con Salta y la zona de El Cuarteadero (Ruta Nacional 66) también avanza a buen ritmo y en Santa Fe, pusimos en marcha la transformación en autopista de la Ruta Nacional 34 entre Ataliva (Ruta Provincial 13) y la ciudad de Sunchales, la cual se encontraba detenida desde 2018.
Continuamos con la construcción de la Autopista Posadas-San Ignacio, uno de los proyectos de infraestructura vial más importantes que actualmente se están desarrollando en el país.
De igual modo, en La Rioja, continuamos con los trabajos sobre la Ruta Nacional 75, un importante proyecto de ingeniería vial que consiste en la construcción de una traza alternativa del actual corredor, a través de la Sierra de Velasco.
Sumado a estas obras, se están llevando a cabo trabajos de repavimentación en importantes rutas de todas las regiones del país. Por ejemplo, en Catamarca, se destaca la rehabilitación integral de la Ruta Nacional 60; en Chaco, se están repavimentando las Ruta Nacional 89 y 11; en Córdoba, estamos repavimentando Ruta Nacional 158 y, en Entre Ríos, las Rutas Nacionales 127 y 131. En territorio santafesino continúa la repavimentación de la Ruta Nacional 11 y en la provincia de Tucumán avanza la rehabilitación integral de la Ruta Nacional 157.
-¿Cuáles comenzarán prontamente?
G.A.:
Bien, como te comentaba son muchas las obras y proyectos en algún grado de ejecución en estos momentos. Pero te puedo mencionar que se iniciarán prontamente o han iniciado en los últimos días: la Ruta Nacional 12 en Entre Ríos, la Ruta Nacional 158 en Córdoba, la Ruta Nacional 73 en La Rioja, un tramo de la Ruta Nacional 8 en Buenos Aires y dos tramos de la Ruta Nacional 11 en Formosa.
-¿De qué forma están o estarán financiadas las obras?
G.A.:
Tenemos un sistema de financiamiento mixto, algunos proyectos se financian con presupuesto del Tesoro Nacional pero también – y aun en estas circunstancias – hemos logrado incluirnos en circuitos de financiamiento internacional.
-¿Qué expectativas tienen para el futuro?
G.A.:
Tenemos la profunda convicción de que el futuro lleva el imperativo del trabajo y el esfuerzo. Así nos planteamos los próximos pasos. Sabemos que un país que abraza la producción y el trabajo por sobre la especulación financiera; es un país que puede ofrecer reales posibilidades de crecimiento para todos. Pero inmersos en el contexto internacional de la post pandemia, deberemos redoblar los esfuerzos, el ingenio y la voluntad de superación para ponernos en marcha y dejar definitivamente la Argentina de pie.
-Según su opinión, ¿Qué obras son las más necesarias y urgentes?
G.A.:
Creemos en el impacto necesario y positivo de todas las obras que realizamos, pero nos arriesgamos a ponderar por sobre la media del impacto a: la Autopista Presidente Perón en el AMBA, la Ruta Nacional 7 y la Ruta Nacional 8 en el interior bonaerense, la Ruta Nacional 34 en Santa Fe y Jujuy, la Ruta Nacional 40 norte en San Juan, el Paso San Sebastián en Tierra del Fuego, la Ruta Nacional 12 en Misiones, la Ruta Nacional 11 en Formosa. En suma, cada una de estas obras expresa la indiscutiblemente la solución de una necesidad o la proyección de una aspiración comunitaria.
-Con respecto a la tecnología y capacitación del personal, ¿En qué estado se encuentra hoy Vialidad Nacional? ¿Se va a invertir en esas áreas?
G.A.:
Bueno, un poco como veníamos comentando la irrupción de la pandemia nos obligó a fortalecer nuestros sistemas de interconexión tecnológicos y a avanzar en capacitaciones para que todo el personal pueda sacar el mayor rédito posible de esas herramientas y sostener la actividad. En otro aspecto, también iniciamos una profunda y sostenida capacitación en la Ley Micaela, siendo uno de los primeros organismos nacionales en dar comienzo al programa de formación. Sobre la última parte de la pregunta la respuesta es, sí. Claramente la inversión hacia una reconversión tecnológica es un proceso que nos deberá acompañar de manera sostenida en el mediano plazo.
-¿Qué mensaje quiere agregar en alusión al Día del Camino y al Día del Trabajador Vial?
G.A.:
El mensaje más sincero y más profundo que puedo reiterar en esta oportunidad es el agradecimiento. A todas y todos, a cada una y cada uno de las trabajadoras y los trabajadores viales que han redoblado los esfuerzos en esta pandemia para sostener y profundizar las acciones que Vialidad debe llevar adelante. Gracias, por haber demostrado la solidaridad presente en la institución, produciendo circuitos espontáneos de cobertura, sistemas de comunicación y redes de asistencia; para cumplir siempre con los objetivos y necesidades en cada ruta del país.