Peatones en riesgo: faltan sendas peatonales

*Por Luchemos por la vida.


La protección de los más vulnerables en el tránsito es una prioridad en el mundo para disminuir la morbi-mortalidad en calles y rutas. Los peatones son el colectivo más vulnerable y constituyen la cuarta parte de los muertos en el mundo. En Argentina, se estima que el 22% de las víctimas fatales son peatones, y en las zonas urbanas pueden superar el 40%.
Proteger a los peatones requiere de acciones educativas, controles y planificación urbana. En este último tema, resalta el grave problema la falta de sendas peatonales en la mayoría de nuestras ciudades.
Luchemos por la Vida ha realizado un estudio observacional del estado de las sendas peatonales en la ciudad de Buenos Aires y distritos del conurbano bonaerense (primer cordón) y el resultado es muy preocupante. De las casi 2000 sendas observadas, la Ciudad de Buenos Aires posee las sendas peatonales completas en el 67% de las encrucijadas, mientras están ausentes en el 13% y están incompletas en el 20% restante; mientras en el GBA, solo el 8% de las encrucijadas tienen demarcadas las sendas peatonales completas, están ausentes en el 88% de los cruces, y en el 4% se encuentran incompletas.

¿Cuál es la consecuencia de la falta de sendas peatonales?
Es sabido que los peatones tienen, en la legislación de tránsito, obligaciones y derechos. Uno de estos, es que cuentan con la prioridad de paso en esquinas y sendas peatonales. Allí los vehículos deben darles la prioridad. Sin embargo, pocos conductores lo hacen. Según un estudio de Luchemos por la Vida, solamente el 10% de ellos da la prioridad al peatón.
Al no existir la demarcación del área de cruce peatonal, se incentiva a los conductores a seguir de largo sin otorgar la prioridad y no se les recuerda, a los peatones, que tienen un área de cruce con prioridad, incitándolos a cruzar por cualquier parte.
Resulta urgente que las autoridades municipales de todo el país atiendan esta condición básica para la seguridad de los peatones, los más frágiles y numerosos en el tránsito. Principalmente en los distritos del GBA, en los que 9 de cada 10 cruces no cuentan con ellas.