Propuesta de nueva infraestructura vial e hidráulica en el territorio de la cuenta Matanza Riachuelo

Uso del suelo en tiempos de pandemia en el AMBA. Sexta parte.
Crónicas sobre el tránsito.
*Por el Ing. Oscar Fariña.


Palabras iniciales
En la edición anterior, se ha tratado en forma sintética el tema de los humedales en la Cuenca Matanza Riachuelo y en este documento se analiza la factibilidad de plantear un desarrollo sustentable mediante la realización de obras de infraestructura, tanto hidráulicas como viales en esa región, con la configuración de un nuevo camino de sirga paralelo al curso del río. Lo propuesto, no es de manera alguna un proyecto de trámite oficial en los distintos ámbitos del gobierno, ya sea nacional o provincial, no obstante, lo cual se entiende que este tipo de aportes pueden resultar de importancia estratégica para la evolución futura en el uso del suelo del Área Metropolitana del Gran Buenos Aires.
Bases de la propuesta
En los capítulos anteriores se estudió la cuenca inferior del Riachuelo y entre otros documentos, se acompañó una propuesta oficial de construcción de un nuevo camino siguiendo el curso rectificado del río entre la Avda. General Paz y el Camino de Cintura – Ruta Provincial 4. En esta oportunidad, se analiza un proyecto de un nuevo trazado vial en gran parte dentro del territorio del Partido de la Matanza en el tramo medio de la cuenca. Esto plantea, a su vez, diversas dificultades adicionales ya que el Matanza aquí tiene un recorrido sinuoso, que hace muy complejo el trazado de un camino de sirga, a lo hay que agregarle que en esta área convergen numerosos riachos o canales que traen las aguas pluviales de un vasto territorio de zonas altamente urbanizadas.
En el tratamiento de estos temas se ha analizado la variada documentación disponible, la que siempre circula en el ámbito de las discusiones del planeamiento urbano, pero no ha sido posible obtener para su consulta proyectos de tipo vial como el aquí tratado. La principal dificultad reside en que la construcción de una nueva calzada conlleva de alguna manera la necesidad de intervenir el curso del río. Ante este planteo, nos encontramos con la fuerte defensa del status actual de los humedales y el cuidado imprescindible que todo ello implica.
Toda acción que se encare, como por ejemplo la rectificación de un tramo del curso del río, conllevaría el aumento del caudal de circulación de las aguas en curso inferior ante el mayor drenaje que esta obra daría lugar y ello mejoraría la situación especialmente en lo relacionado a las recurrentes inundaciones en los sectores lindantes. En otro plano de esta discusión existen otros planteos en cuanto a que los desbordes del río se podrían resolver con la construcción de diques de contención reguladores en el tramo superior de la cuenca.
Todos estos temas se van a seguir tratando en los próximos capítulos consultando a diversos especialistas, mientras que aquí se va a circunscribir el estudio al desarrollo vial, tomando como base la propuesta de la rectificación del Matanza en el curso medio.
Para concluir no puede evitarse que surjan variadas discusiones, pero pueden éstas resultar abstractas en la medida que la realidad sobrepase todo equilibrio en un razonamiento superador y lo concreto es que muchos sectores próximos a la cuenca, se encuentren en un estado de abandono importante, lo que implica hasta la imposibilidad del acceso a los mismos. Véase las recientes noticias en que se informa de bandas organizadas de criminales dedicadas al tráfico de drogas, que aprovechando esta situación tenían un amplio dominio del territorio y habían desarrollado una infraestructura fija para el cruce del río con cargas de estupefacientes. Para desbaratar estas actividades ilícitas fue necesario recurrir al concurso de numeroso personal policial con un especial dispositivo para su intervención.
Una ribera del río pertenece a la Municipalidad de La Matanza y la otra es compartida por los Municipios de Esteban Echeverría y Ezeiza y donde se observa la particularidad que en un tramo de más de 13 km solo se dispone de dos puentes viales para cruzar este cauce de agua, de los cuales sólo uno se encuentra operativo.

Rectificación del curso del río
Tal como puede verse en el plano de la Figura N° 1, la geografía del río conlleva numerosos meandros a los que acceden varios canales en una amplia zona de humedales. La intervención que se plantea es la apertura de un canal recto, paralelo al cual se construiría un camino diseñado conforme a lo detallado en el siguiente punto. Esta propuesta es la base a partir de la cual se entiende llevar a cabo una programación de las variadas intervenciones hidráulicas necesarias para mejorar el estado actual de los humedales y compatibilizar su desarrollo en el crecimiento urbano de las inmediaciones, de forma tal que se pueda acceder a estas áreas sin afectar el medio ambiente.
El planteo formulado de rectificar el cauce debe formar parte de una obra integral, no obstante, es factible ejecutar los desarrollos viales en forma independiente, siempre y cuando se tenga especialmente en cuenta la ejecución de la infraestructura para superar los cursos de agua existentes garantizando la libre circulación de las aguas del río y los arroyos que llegan a éste.
En lo referido a la rectificación, se ha contemplado la prolongación del río a partir del punto inicial en que se encuentran el nuevo cauce con el antiguo en la zona de los bosques de Ezeiza y extenderlo hasta las inmediaciones del puente actual sobre la calle Río de la Plata con una distancia total de aproximadamente 9.600 metros. En el plano de proyecto se han dibujado en forma esquemática, algunos canales de vinculación entre el cauce actual y la rectificación.
Es conveniente destacar el problema de jurisdicciones existentes, a partir que los límites de los municipios se fijaron en el eje del curso del actual Río Matanza. Como ya se ha visto en el artículo anterior sobre el proyecto del camino de Sirga en las inmediaciones de La Salada, en que el mismo atraviesa en una pequeña distancia los territorios de 3 partidos (La Matanza, Lomas de Zamora y Esteban Echeverría). Sin intención de plantear una expansión de la geografía urbana de unos en detrimento de otros, se entiende que sería de sana administración hacer un reordenamiento como en este caso concreto a fin de dar una mejor prestación de los servicios públicos a las Comunidad. También en el caso que se trata en este Documento se plantea el mismo problema y la Documentación de los planos de proyecto se indican los espacios geográficos que pasarían de una jurisdicción a otra y el balance final resultante es equilibrado.
Asimismo, el proyecto contempla precisamente que parte de los predios delimitados entre el cauce actual y el nuevo propuesto, podrían destinarse al desarrollo de parques públicos con un aprovechamiento del estado natural de la vegetación autóctona de los bosques de Ezeiza, o en su defecto integrar estos lugares a la actual Reserva Municipal Ciudad Evita.
Diseño del Camino de Sirga
La propuesta de la infraestructura está basada en el diseño de un camino de dos calzadas de 7 metros con dos carriles por mano, separadas por un boulevard continuo de 10 metros y aceras laterales de 3 metros, conforme se ilustra en la Figura N° 2 adjunta.
El diseño contempla la circulación a flujo libre con cruces en rotonda con las principales arterias transversales y la disposición a distancias regulares de reductores de velocidad, a fin de garantizar la seguridad vial y dar a la configuración la función de una avenida parque con una amplia implantación de núcleos verdes. El desarrollo de esta propuesta se plantea a partir de la Avda Cristianía en el Partido de La Matanza, es decir que restaría un tramo intermedio de las riberas del río desde el Camino de Cintura, que debe ser estudiado en otra etapa, si se establece la estrategia de dar continuidad a esta vía de comunicación a lo largo de toda a región metropolitana.
La extensión total entre la citada Avda. Cristianía y el punto de cierre final de esta Etapa en la Colectora de la Autopista Pte. Perón actualmente en construcción, es de 14.260 metros, habiéndose tenido en cuenta la conexión con algunas de las principales vías de acceso en las localidades de Ciudad Evita, Isidro Casanova, G. de Laferrere, González Catán y Virrey del Pino Norte.
En la tabla de la Figura N° 3 se tiene un detalle de todos los cruces y las distancias progresivas de cada punto de encuentro, aclarándose que también se han computado los nuevos puentes sobre el cauce del río Matanza el que debe ser atravesado cuatro veces, como así también el Arroyo Morales.
Para su análisis, el camino se ha dividido en 5 Sectores, con características propias de cada localidad y donde se ha tenido también en cuenta en la propuesta las obras de mejora, ampliación o renovación a nuevo de las calzadas de vinculación en distancias variables a fin de completar la conexión con la trama urbana existente. Los tramos planificados son:
TRAMO 1: Cristianía-Marconi-C. Casares (Localidades de Ciudad Evita e Isidro Casanova).
TRAMO 2: Estanislao del Campo (Localidad de G. de Laferrere).
TRAMO 3: Da Vinci-Riglos-Apipé (Localidades de G. de Laferrere y González Catán).
TRAMO 4: Lorenzini-Cnel. Conde-Equiza (Localidades de González Catán y Virrey del Pino Norte).
TRAMO 5: Río de la Plata-Molina-Colectora Autopista Perón (Localidad de Virrey del Pino Norte).
Cabe agregar que en los 5 Tramos considerados en el Partido de La Matanza éstos lindan con el Partido de Ezeiza en la otra ribera del Río Matanza.
En la Figura N° 4 se tiene el plano con la delimitación de los tramos descriptos.
Tramos en estudio del Camino de Sirga propuesto
TRAMO 1:
En este primer tramo se ha optado por configurar la traza del nuevo camino como una arteria urbana de enlace de una macro red de avenidas integradas por Avda. Cristianía, Avda. Marconi y Avda. C. Casares que se continúan hasta la ribera misma del río, según se grafica en la Figura N° 5.
Cabe destacar que en este sector termina la rectificación actual del cauce del río y a partir de este punto es que sería factible continuar con la obra hidráulica propuesta.
TRAMO 2:
Tal como se ha señalado el cauce del río es muy irregular en esta zona por lo que resulta difícil desarrollar una traza vial lineal sin que se rectifique el cauce del río; en ese caso se debe pasar de un municipio a otro ya que los límites de las jurisdicciones siguen los meandros del río. El caso que nos ocupa se tiene un encuentro con la continuación de la Avda E. del Campo que es una arteria troncal de la Localidad de G. de Laferrere.
Los espacios delimitados por el curso actual del río y el nuevo camino a trazar pueden ser destinados a parques públicos o reservas verdes.
TRAMO 3:
En este tramo convergen varias calles de vinculación con las zonas urbanas de Laferrere y González Catán, contemplándose el enlace mediante rotondas de las arterias Da Vinci, Riglos y Apipé. El caso de Calderón de la Barca no es posible darle continuidad en una primera etapa por la configuración de la geografía del río.
TRAMO 4:
Son 3 las arterias que se prolongan con nueva infraestructura hasta el camino de sirga:
-Ballivan y C. Lorenzini: formando un boulevard a lo largo de 1300 metros.
-Avda. Cnel. Conde: diseño en Boulevard por 460 metros.
-Avda. Equiza: diseño en Boulevard por 1.190 metros.
En este sector se tiene la convergencia del Arroyo Morales, lo que obliga en particular a ejecutar otras obras hidráulicas para el encauzamiento de las aguas del mismo.
TRAMO 5:
El tramo final del camino tiene tres puntos importantes, el primero de ellos es la calle Río de la Plata y su continuidad Caaguazú en Ezeiza, que dispone de un puente, pero sin accesos pavimentados por lo que el tránsito que se mueve por el lugar es muy escaso. A continuación, se tiene la calle Molina cuyo cruce con el Camino de Sirga también ha sido resuelto mediante una rotonda inmediatamente próxima al puente existente sobre el río. Éste es el único paso vial que es utilizado ya que dispone de accesos con calzadas pavimentadas, en todo el trayecto en estudio.
Finalmente, la propuesta del camino contempla que éste alcance la colectora de la Autopista Pte. Perón, sin definirse completamente el diseño, toda vez que la misma está actualmente en etapa de obra.

Conclusiones
Como se ha dicho al comienzo del artículo, la documentación presentada es una propuesta que tiene como objetivo disponer de una posible solución para la mejora del espacio público en una amplia zona de la cuenca del sistema Matanza Riachuelo. Para completar el estudio, en las próximas ediciones, se discutirán las alternativas de otras intervenciones, pero teniendo especialmente en cuenta la problemática hídrica.
Para terminar, agradezco muy especialmente la asistencia y el apoyo en el procesamiento de la documentación del artículo, a la Ing. Camila Mendieta.
Que todo sea para mejor. Hasta la próxima.